"Una pluma, pesa; el amor por inmenso que sea, no" (Pedro Rivera García)

martes, 12 de septiembre de 2017

Reducciones

Perplejidad, humor, asombro, incomprensión y una cierta dosis de admiración final.

Todo eso se acumuló en mi mente en un breve espacio de tiempo y forma.

Una farmacia cualquiera con su cruz verde como todas. Unos mostradores, unos solícitos farmacéuticos o auxiliares y unos clientes en número de dos contándome a mí.

Todo normal ¿verdad? Pues sí. Así era.

De repente, se abren las puertas automáticas de entrada y a la vez que una bocanada de aire caliente de verano, penetra un enorme hombre que por su altura y sobre todo anchura y redondez, atrajo la mirada de los dos clientes, dos despachantes y estoy seguro que hasta del muñeco de colores sentado en una de las estanterías.

Todo normal ¿verdad? Pues sí. Así seguía siendo.

Muchos hombres y mujeres de gran tamaño me he cruzado a lo largo de estos años.

Pero unas palabras salidas de su boca; una petición educada a su interlocutora que atenta parecía David frente a Goliat, se convirtió en una especie de reclamo de miradas hacia un lugar concreto.

El lugar concreto, era él mismo y hacia allí nos dirigimos el resto de figurantes en la escena sin mover los pies.

Observo ojos como platos, media sonrisa camuflada en gesto serio y la unanimidad de que todos pensamos lo mismo cuando este buen hombre con tono muy amable y educado sentenció:



“Vengo a por la crema reductora que encargué ayer”






11 comentarios:

mjesus dijo...

Me dejaste sin palabras
un abrazo

mjesus dijo...

Hay sorpresas que asustan
un abrazo

Lady writer dijo...

Querido Luismi.
Vete tu a saber que es lo que quiere reducir ese hombre!!!
Quizás, no era para el. O si lo era, ya sabes, la esperanza es lo último que sepierde

luismi dijo...

Hay sorpresas que más que asombrar, divierten por el momento y por ser quien es je je je.
Gracias María Jesús


luismi dijo...

Hay sorpresas que más que asombrar, divierten por el momento y por ser quien es je je je.
Gracias María Jesús


luismi dijo...

Pues ya lo que faltaba Lady Writer es que intentará reducir algo de lo que no se ve... Creo que sería el primer caso je je je.

Matías dijo...

No todo es lo que parece.
La petición tiene su gracia, quien sabe quizás le funcionaba.
Un abrazo.

Airblue dijo...

Últimamente y en verano se nota más, la obesidad está subiendo un montón, cuerpos tremendamente descuidados y lo que me sorprende es la falta de complejo, lucen sus carnes poniéndose todo tipo de prendas ajustadas y pantaloncitos minis a prueba de celulitis.
Pero ese hombre de la farmacia al menos reconocía su peso y tenía fe en una crema milagrosa que seguro no valía para nada.

Un abrazo Luismi.

luismi dijo...

Quien sabe si realmente le funciona; quién sabe si era para él. Sea como sea, sin detalles de un mundo y unas gentes muy diversas. Muchas gracias por vuestros comentarios.
Abrazos

RECOMENZAR dijo...

Buen texto
te leo es de noche y acabo de encontrarte Un saludo desde Miami

luismi dijo...

Gracias. Otro saludo para ese otro lado del charco.