"Una pluma, pesa; el amor por inmenso que sea, no" (Pedro Rivera García)

"Quisiera saber llorar como un niño para sentirme mejor hombre"

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Dos figuras

Es muy tarde y la ciudad duerme a pesar de unos adornos especiales en sus calles.

A esas horas, por compañeros, los habituales. Mis pensamientos y el Amigo fiel que siempre en tiempos de sueños me permite acompañarle.

Podría ser un día más; un día de reflexión, preguntas calladas y certezas encontradas en el silencio de un pequeño rincón solitario; pero no, sin querer o quizás queriendo sin saberlo, dos figuras ante mí hacen mella en un sentimiento que año a año me persigue para encontrarme sin apenas resistencia.

Esas dos figuras inmóviles, miran al vacío, a lo invisible, a lo esperado. Una espera que se repite desde hace siglos; una espera, que siendo pasada, está cargada de futuro y alegre esperanza.

Y yo ahora, aquí, en este momento, me quiero unir también a esa espera silenciosa.

Me mueve la nostalgia del recuerdo sin pesar de la madre que marchó a esperarme en mejor sitio.

Me mueven los abrazos y los besos que un día despidieron con tristeza a una hija para ser transformados ahora en la alegría suprema del retorno desde tierras lejanas.

Me mueven los míos; los que día a día hacen que merezca la pena vivir ésta y muchas vidas.

Aquellos otros que en poco tiempo han sabido, querido y demostrado ser parte también de mi historia familiar.

Los amigos que ya no están pero seguirán por siempre ahí.

Los que siguen ahí, pero no siento cercanos y aquellos otros que acertaron a serlo cuando más necesité una mano tendida y llena de consuelo.

Me mueven y me conmueven las lágrimas del amigo enfermo de rostro duro y corazón enorme con el que en breve espero brindar con una gran jarra de nuestra querida bebida de espuma blanca.

Me mueve una esperanza, una ilusión de un futuro mejor. Un futuro vacío de odios y lleno de comprensiones. Un futuro de reconciliación entre hermanos y brindis de perdones.

Un futuro de juegos sin jugar; de cantos sin cantar y de abrazos sin abrazar.

Todo eso y aún más me mueve ese espíritu que fiel a su cita me mostraron en la soledad de la noche y en su quietud dos simples pero significativas figuras a través de las cuales quiero desear a todos mis clientes, compañeros, amigos, familiares e incluso enemigos una


¡¡¡ FELIZ NAVIDAD !!!





4 comentarios:

Jorge Donato dijo...

Hacía tiempo que no pasaba a saborear un café junto a tus letras, ya sabes...el trabajo, las ocupaciones...la vida que corre demasiado y no nos deja disfrutar a tiempo completo de nuestras aficiones.
Te envío un fuerte abrazo y te deseo unas felices fiestas.

Clara Garza dijo...

¡qué belleza transmite tu escrito!. Me transmite muchos sentimientos. Gracias.

luismi dijo...

Me ocurre lo mismo Jorge. Habrá que proponerse como sea retomar los blogs de siempre y hacer un paréntesis de tanto ajetreo.

Te deseo una feliz Navidad y un año cargado de bienes.

Un fuerte abrazo.

luismi dijo...

Muchas gracias Clara. Esa es la razón de ser de mi blog. Transmitir algo que llegue a alguien.

Agradezco enormemente tu visita. Este café corre de mi cuenta.

Un abrazo