"Una pluma, pesa; el amor por inmenso que sea, no" (Pedro Rivera García)

"Quisiera saber llorar como un niño para sentirme mejor hombre"

viernes, 7 de octubre de 2016

El niño de la camiseta

No siempre la vida me ofrece la oportunidad de fundir en uno los tres estados existenciales de las personas. Pocas veces puedo aunar pasado, presente y futuro en una situación, imagen o hecho acaecido. 

Ayer, hoy y quién sabe si tal vez mañana, un niño ha sido el artífice de algo tan raro por inusual.

No camina solo; le acompaña la que imagino es su mejor amiga.

Cruzar mi camino con el suyo me provoca una mezcla de media sonrisa, cierta nostalgia y mucha, mucha ternura.

Definiendo ese momento y capturando para retocar esa imagen, quizás a él sólo podría añadirle una pelota y a ella unas coletitas; pero lo que nunca podría añadirles a la escena, es la serenidad que transmiten a quien como yo se detiene por un momento para poder sentir ráfagas de lejana niñez, de amigos, de juegos y rabiosa inocencia.

Sus pasos son cortos; sus movimientos, algo torpes y lentos, muy lentos. Puede que lo mejor entre lo bueno, deba hacerse despacio, sin prisas.

No se les escucha una voz, frase o pensamiento. Les acompaña el silencio y un común destino de mirada al frente.

Si miraran atrás, se percatarían que observándoles se detiene un hombre con el deseo de alcanzar un futuro en el que también su amiga de siempre le acompañe asida de su brazo y luciendo orgulloso una hermosa camiseta con el número seis.








4 comentarios:

Airblue dijo...

Ojalá podamos ir de la mano despacio y hasta cojeando un poco, todos los que ahora tenemos a nuestra amiga o amigo al lado. Ojalá lleguemos al final del camino juntos, sin importar el color o el número grabado en la camiseta. Con unas cómodas zapatillas y en los labios restos de un gran helado de chocolate.
Tierna entrada, amigo.

luismi dijo...

Me gusta eso del helado de chocolate. Y si es un cucurucho, mejor todavía. Gracias amiga.

José Manuel Díez dijo...

Mucho tiempo sin pasar por tu rincón.
Tus palabras y el temazo de Deep purple me han alegrado la tarde.
Un abrazo, Luismi.

luismi dijo...

Se intenta alegrar, o al menos entretener con las cosas que nos llaman la atención.

Gracias por pasar por este ya veterano Café.