"Una pluma, pesa; el amor por inmenso que sea, no" (Pedro Rivera García)

sábado, 18 de julio de 2015

En un hueco de escalera



En un oscuro hueco de escalera, allí, muy en el fondo, reposa una caja de madera envuelta en un papel de regalo, esperando ser abierta por la única persona que como Excalibur sólo merece abrirla.
Quizás no sea la más bonita de las cajas, ni su contenido merezca siquiera una aprobación experta, pero nadie le quitará el valor del motivo de su existencia.

Un único fin persigue lo que esconde. Que las manos que la sostengan, los ojos que la abran, continúen llenando de color una vida en común; una vida en familia, dibujando sonrisas, madrugadas o atardeceres que recuerden pasados deseosos de  maravillosos futuros.
Que veintitrés sólo sea un número a multiplicar por lo que Dios quiera y que año a año, vida a vida, lo nuestro siga siendo una hermosa obra inacabada.




* Dedicado a mi mujer en nuestro 23º Aniversario.


2 comentarios:

Airblue dijo...

Y esa caja no hace falta decir lo que contiene: amor. Felicidades a los dos por esos veintitrés años. Que cumpláis tantos como yo llevo.
Un abrazo.

luismi dijo...

Muchas gracias amiga. Que nos vayamos felicitando muchos años.

Un abrazo