"Una pluma, pesa; el amor por inmenso que sea, no" (Pedro Rivera García)

"Quisiera saber llorar como un niño para sentirme mejor hombre"

miércoles, 1 de julio de 2015

Cuando, cuando, cuando...



Cuando quema hasta la punta un lápiz.
Cuando cierta pereza, modorra o simplemente los efectos del hastío en estío se dejan sentir en mi cada vez más seco cerebro.
Cuando veo personas, pero no las miro.
Cuando los minutos son verdaderamente de sesenta segundos o incluso más.
Cuando me da igual ocho que ochenta.
Cuando no disfruto de una ráfaga de viento y la lluvia debe caer hacia arriba porque no la siento.
En definitiva, cuando esa impredecible señora de nombre inspiración, ha cogido las maletas y despidiéndose a la francesa me ha dejado con narices del tamaño de dos palmos, va siendo hora de tirar de candado, bajar persianas y echar cierres al local.

¿Hasta cuándo?

Pues seguramente hasta que me canse de cansarme. Conociéndome, más pronto que tarde; más cerca que lejos; más mañana que pasado.

Mientras tanto, a tod@s sin excepción, os deseo unos días tan cabronamente buenos como hayáis merecido.


¡FELIZ VERANO!





4 comentarios:

Airblue dijo...

Tú decides, Luismi, la inspiración ni se compra ni se vende, quizá tus neuronas necesitan un descanso y es necesario que se lo proporciones, pero nunca digas adiós, solo hasta pronto.

Hasta cuando quieras amigo.

luismi dijo...

No me despido, no. Esto es sólo un pequeño paréntesis. No sé si lo aprovecharé para remozar un poco este Café, o no. La inspiración, ya volverá; cuando se quede sin dinero, sin comida o necesite que le lave la ropa, jejeje.

Que tengas un feliz verano querida amiga. Un abrazo de los gordos.

El ojo de Travis dijo...

Hola, Luismi. Aunque la inspiración te haya abandonado, creo que ésta tiene una prima hermana llamada imaginación y una tía llamada creatividad que son mu majas y siempre están dispuestas a tomar un café o un poleo. De todas formas, nunca viene mal un descanso bien aprovechado. Seguro que cuando hayas descansado lo suficiente, las ideas te van a inundar.

A ver si coincidimos algún día del verano por tierras manchegas. ¿Feliz caloret!

luismi dijo...

jajaja. No son malas primas esas, no. El problemas es que yo soy más de cervezas y buenos caldos antes que cafés o poleos.

No me extrañaría que coincidiéramos en algún lugar de La Mancha de esos con nombre que no tenemos más remedio que recordar.

Feliz verano y un abrazote amigo.