"Una pluma, pesa; el amor por inmenso que sea, no" (Pedro Rivera García)

jueves, 26 de diciembre de 2013

De nata y fresa

La vida podemos pintarla de muchos colores y degustarla con otros tantos sabores.

Podemos vivirla en tonos grises y sabores amargos, o por el contrario, vestirla de tonos alegres con sabor a dulce.

Son estas fechas navideñas, las que quizás mueven o conmueven a las personas de un modo más profundo que el resto del año. Muchos hablan de esto como de falsedad o hipocresía. Algunos no creyentes, casi consideran una ofensa estas celebraciones y se muestran indignados ante este espíritu de cordialidad que inunda tantos rincones del planeta. Puede que en algún caso, no les falte razón.

 Las guerras, desgraciadamente, seguirán siendo guerras; continuarán muriendo niños de hambre, mientras miramos hacia otro lado; un imbécil, seguirá siendo un imbécil y el mundo, continuará girando igual que lo venía haciendo hasta ahora.

Pero en estos días he podido vivir momentos, emociones y encuentros que sin Navidad, seguramente no existirían.

Contemplar la cara de un solitario amigo feliz por verse arropado por tanta gente en estos días en los que su familia le dio la espalda; recibir el saludo y la sonrisa de una anciana mujer rodeada de pobreza y un inmenso frío, que me recuerda porque un día dejé un donativo en su pequeño y blanco vaso de papel o ver un brillo especial en los ojos de mi eterna amiga que en un estado extremo y delicado de salud, recibe mi regalo como ese niño que descubre su primera bicicleta, me bastan y me sobran para sentir orgullo de vivir estos días, de creer en un Niño, de pensar que por unas horas, por unos días, este mundo y esta vida merecen mucho más el ser vividos.

Ojalá, pueda relatar muchas navidades así y nunca pierda la ilusión por regalar a alguien especial un simple pero sincero turrón de nata y fresa.





* Dedicado a todas aquellas personas, creyentes o no creyentes, con un corazón de oro.







8 comentarios:

Taty Cascada dijo...

Se agradece un día al año donde todos intentamos mirarnos unos a los otros, no digo que la desidia desaparezca pero si se siente un aire especial. Ojalá tuviésemos más días en el año, ojalá. Solo sé que mis días intento pintarlos con tonos coloridos y positivos...
Abrazos Luismi y bienvenido sea el 2014 que pronto recibiremos.

Natalia Ortiz dijo...

Feliz Navidad, Luismi =)
Hay momentos en los que se siente que la Navidad es consumismo y poco más, pero también hay momentos mágicos de reunión con familiares y amigos y otros como los que cuentas, que te devuelven la alegría y las esperanzas en estas fiestas. Y merece la pena =)

Un abrazo muy fuerte!

ohma dijo...

Para mí las cosas buenas suceden en cualquier época. Y a los corazones buenos, afortunadamente no les afecta la navidad, porque pobres los hay todo el año.Y gracias a nuestro gobierno actual, cada vez somos más pobres y más gente que necesita ayuda más allá de estas fiestas.
Respeto tu ilusión. La mía dura mientras tenga el calor de mi familia :)
Un fuerte abrazo, Luismi.

luismi dijo...

Querida amiga Taty, cuánta razón tienes. Ojalá todos los días fueran 24 de diciembre; pero como eso no será posible, al menos podríamos sonreir una vez todos los días. El mundo sería un lugar mejor. Mis mejores deseos para ti y los tuyos siempre.

Un fuerte abrazo.

luismi dijo...

Feliz Navidad Natalia. Espero que tengas muchos momentos como estos que estoy viviendo y me hacen feliz.

Un abrazo gordo, gordo.

luismi dijo...

Gracias ohma. Desgraciadamente, no creo que sea éste o aquel gobierno. No seré yo quien defienda a estos impresentables que ahora nos gobiernan y a los cuales siempre he dicho que me arrepiento de haber votado. Porque el desgobierno y la corrupción, es algo generalizado en este país, y una gran razón por la cual nos vemos como nos vemos.

Espero que tengas siempre ese calor familiar.

Un fuerte abrazo.

Asun dijo...

Pienso igual que tu, aunque parezca que estas fechas son tan superficiales,porque tenemos muchos buenos deseos que luego olvidamos a la vuelta de la esquina. Pero aún así a mi me parece que si hay algo de mágico en estos días, y que como digo en un post de mi blog, aún todo es posible.
Feliz Navidad, y todo lo mejor para el 2014. Asunción.

luismi dijo...

Muchas gracias Asun. Que tengas una FeliZ Navidad y un 2014 lleno de alegrías. Un abrazo.