"Una pluma, pesa; el amor por inmenso que sea, no" (Pedro Rivera García)

"Quisiera saber llorar como un niño para sentirme mejor hombre"

lunes, 21 de octubre de 2013

Silencio

Hay días en los que quisiera gritar. Días en los que nadie me hiciera callar. 

Días que me permitieran desahogar frustraciones, odios, malas leches o lo más negro de mi corazón. Hoy podría ser uno de esos días.

No por inesperado, me repugna el titular de la jornada:

“Estrasburgo tumba la doctrina Parot”

Se cumplieron las previsiones. Ha triunfado la cobardía, ha salido ganadora la injusticia, la sonrisa de los asesinos, las mofas de los malnacidos, la burla hacia la decencia.

Ya no hace falta esconder la jugada. La partida que comenzó a jugarse hace años, ya tenía las cartas marcadas.

Un Gobierno (el de Zapatero), comenzó a gestar una falsa paz a costa de pasarse por el forro cualquier indicio de justicia y apoyo a las víctimas del terror. Ninguneó como nadie el sufrimiento de las personas de la calle para apoyar con leyes los “derechos” de los “valientes” que matan por la espalda y con un tiro en la nuca a hombres, mujeres y niños brindando en las cárceles por los “éxitos” logrados.

Les buscó trabajo en puestos públicos en nombre de la Democracia, mientras millones de personas en este país, viven sin trabajo y en condiciones infrahumanas.

¿Y todo para qué? ¿Para lograr quizás un premio Nobel de la Paz?

Yo, sinceramente, a este supervisor de nubes, a este imbécil disfrazado de adalid de alianzas imposibles, le daría el premio al gilipollas por excelencia, que si tuviera un mínimo de decencia, no debería aparecer ni en la pantalla de ningún portero automático.

Y todavía nos habla hoy de que él es muy respetuoso con las sentencias.

Él que dio órdenes para que los militares muertos en misiones de “paz” en el extranjero fueran repatriados con nocturnidad y alevosía al país que les vio nacer y sin reconocer jamás que los enviaba a un territorio en guerra y condecorarlos por ello.

Éste, hoy sigue sonriendo por los pasillos de las instituciones, mientras sus obras o más bien “fechorías” han provocado indignación en una gran parte de España. Ha arruinado a media España y encabronado a la otra media.

Hablaría mucho sobre este personaje o sus más allegados estadistas de los que fue capaz de rodearse, pero no tengo tantas ganas de escribir.

Pero no quería dejar pasar la oportunidad de hablar también de nuestro actual Presidente del Gobierno.

No sé qué odio más; si la imbecilidad de su antecesor, o la cobardía fácilmente demostrable del actual.

Sí, señor Rajoy. Creo que es usted un genuino cobarde, que se esconde tras las esquinas y sólo se atreve a actuar ahogando al más débil; desnudándole de sus derechos; despojándole no ya de un estado de bienestar, sino de la perspectiva de un mínimo estado.

Un cobarde que se deja manosear en sus partes blandas, por no decir que se deja tocar los cojones por cualquier político con aires de chulo que quiere marcharse de casa con la condición de que su madre le siga pagando, cocinando y lavando la ropa y pasándose por el forro la Constitución y las leyes que por mayoría votamos hace ya unos cuantos años. 

Qué fácil es ahorrarse pagas extras, qué fácil es dejar sin asistencia, sin becas y sin ayudas a miles de personas realmente necesitadas, mientras ustedes los políticos con sus partidos hechos a la medida y sus colegas forrándose los bolsillos delanteros y traseros se ríen de los humildes ciudadanos que no llegan ya ni a mitad de mes.

A usted, esta doctrina que hoy ha rechazado Estrasburgo, se la suda. Porque si tuviera lo que hay que tener, se declararía en rebeldía y se negaría a acatarla por incoherente, lesiva para las víctimas y vergonzante para un país que ha tenido que sufrir el asesinato de más de mil personas inocentes.

Pero, no, acatará ésta y todas las sentencias que a Vd. o sus colegas, no le afecten directamente. Porque una vida no es nada, y mil quizás tampoco.

Asesinos, violadores y la peor calaña de una sociedad que sólo busca vivir en paz, pero no a cualquier precio, en breve saldrán a la calle a reírse en la cara de todos los que han sufrido lo impensable por una justicia que en España y ahora parece ser que también en Europa, no sólo es ciega, sino también sorda y muda.

Pero tranquilo, Sr. Presidente, que en este país somos tan borregos, que no moveremos barricadas, nadie se apresurará a salir a la calle a protestar por algo tan trivial, ni este asunto se convertirá en trending topic de ninguna red social.

¡Qué pronto se olvidan más de mil muertos!. ¡Qué pronto se olvida el sufrimiento ajeno!. ¡Qué pronto se olvida el horror de unos asesinos!.


Pues yo, no olvido. Y hoy, en recuerdo de todas esas víctimas, grito en silencio por todos ellos y pido desde aquí, y por justicia  se modifiquen las leyes de tal manera que indeseables como estos, sufran en nombre de la Democracia, 

CADENA PERPETUA SIN POSIBILIDAD ALGUNA DE CONDONACIÓN. 




10 comentarios:

yolanda vega dijo...

Comparto tu indignacion, lo que hoy han hecho con las victimas no tiene nombre.
No va a servir de nada, pero si por mi fuera, les ponia en fila y........

luismi dijo...

¿En fila? Sería poco sufrimiento.

Asfaltando carreteras toda su vida hasta que sudaran alquitrán.





Mónica PG dijo...

Y en tus palabras quedan reflejados los pensamientos de muchos. Gracias.

luismi dijo...

Gracias a ti Mónica por compartir indignaciones.

Los Pinkeeps de Laura dijo...

Vaya, y yo que te creía desaparecido y resulta que estas en tu mejor momento.
MAGNIFICO ESCRITO!!!!!!!!
Has tenido para todos, estoy totalmente de acuerdo contigo y lo que mas me duele es que seamos tan cómodos como para en vez de salir a la calle por eso y por muchas cosas mas nos quedemos en casa lamentándonos de lo mal que va todo.
Fins aviat.

luismi dijo...

Pues no, por aquí sigo. Y diciendo algunas cosas que si no las dijera, reventaría. En el fondo, tienen mucha suerte estos políticos de que en España, o seamos masoquistas, o no nos quitamos la caraja ni a guantazos. Porque si no, les faltaba calle para correr. Gracias por tu comentario.

Abrazos.

Airblue dijo...

Lo triste es que no pintamos nada en Europa, tenemos lo que nos merecemos, un país con unas leyes desastrosas y espero que esto no traiga consecuencias porque puede ser un caos.

Tu enfado va más allá de la lógica.

Abrazos.

luismi dijo...

Mucho me temo, que todo lo que está pasando, sí traerá consecuencias. Un Estado que se doblega a los asesinos, deja de ser estable y acaba hundiéndose. Y ya sabemos que cuando el barco se hunde, los primeros en salir y con más posibilidades de salvarse, son precisamente las ratas.

Un abrazo amiga.

Miguelón dijo...

DEFINICIÓN DE JUSTICIA: Estamento por el cual se expresa la Voluntad del Pueblo... son unos sin vergüenzas ¿que pasaría si hubieran asesinado ó violado a uno de sus hijos?, ¿hubieran abierto la celda?, si les queda algo de humanidad NO

luismi dijo...

Si hubiera sido a uno de sus hijos, ya lo hubieran movido para que estos malnacidos no salieran de la cárcel.