"Una pluma, pesa; el amor por inmenso que sea, no" (Pedro Rivera García)

"Quisiera saber llorar como un niño para sentirme mejor hombre"

jueves, 1 de agosto de 2013

El color es lo de menos

En un mundo tan dispar; donde las tendencias se hacen modas y las modas costumbres, me reafirmo en mi condición y valores tradicionales.

Quizás no estén actualizados mis ideales, pero por más que los tiempos nos lleven por otros derroteros, debo y quiero seguir proclamando que me gustan todas sin que por ello deba enfadarse mi media naranja ni ningún colectivo contrario al mío. Nací así y así espero morir.

Es más; mi mujer sabe que el día que no me fije en una, éste que escribe, oculta un oscuro secreto y alguna verdad.

Nadie me puede pedir que si veo una con buen cuerpo, no me fije en ella.

Las cosas hermosas, se hicieron y se conservan para contemplarlas y eso es precisamente lo que yo hago, sin más intenciones que las de una sana admiración aunque en ocasiones también llenen mi cabeza oscuros pensamientos.

Me decanto quizás por las de tez más clara, aunque en un momento de deseo desbocado, cualquiera puede satisfacer mis bajos instintos.

Agarrarla por la cintura, arrimármela y saborear hasta sus entrañas, es un placer que en un caso así, incluso no me importaría compartir con alguno o alguna que piense como yo y no le importe adentrarse en una verdadera vorágine u orgía de sensaciones.

Porque aunque ya no sea esa primavera que dicen que mi sangre altera, este verano, sus calores y tanta provocación a mi alrededor me arrojan a un mundo de desenfreno en el que ya no miro el color, porque rubias, morenas, castañas o cobrizas, me gustan todas.


















P.D. Con las mujeres, me pasa casi exactamente lo mismo...




6 comentarios:

Airblue dijo...

Ja,ja,ja,ja, me lo estaba temiendo, una forma inteligente de decirnos que eres un cervecero de pro. ¿Y las de Abadía? o esas son místicas y merecen otro trato... ja,ja. Me ha encantado Luismi y con este calor más. Yo tengo que tomarla "sin" y mi marido dice que eso no es cerveza.

Un abrazo.

luismi dijo...

Las de abadía, me parecen un poco fuertes y apenas las he probado. Puede que un día de estos.

Y tu marido, creo que tiene toda la razón, jajaja.

Un abrazo.

MEN dijo...

No sabes como t entiendo. Yo siempre h sido muy fiel a mis gustos que hasta hace poco era siempre el mismp.Pero, chico, fue cumplir los 40 y "desmadrarme" un poquito.Deben de ser las hormonas jaja. A si que de entonces para aca intento probar todo lo que me dejan ... Siempre, claro,escogiendo un poquito.A estas edades no se puede conformar uno con cualquier cosa jaja.
Un placer leerte.Un bessito

luismi dijo...

Pues en mi caso, exactamente lo mismo. Gracias por acercarte por aquí. Invitada estás a una cervecita por los viejos tiempos, jejeje.

Besos y abrazos.

ohma dijo...

No hay como la sinceridad.
Un abrazo, luismi.

luismi dijo...

Pues claro que sí. Sinceridad ante todo jejeje.

Un abrazo.