"Una pluma, pesa; el amor por inmenso que sea, no" (Pedro Rivera García)

lunes, 8 de julio de 2013

Vine de un sitio

Intenté desconectar y lo conseguí. Mis manos rozaron más el verde de un campo, la tersura de una hoja, las manos de un amigo, que la fría pantalla de un aparato tecnológico que aprisiona nuestras vidas.

He vuelto a la rutina, sí. He vuelto a los calores de mi ciudad y a los agobios de siempre. Pero lo hago con imágenes frescas en la retina.

Porque vengo de un sitio de un verde muy verde. De altas montañas y de bajas presiones.

Donde las nubes y sus nieblas son gomas de borrar.

Donde el sol no quiere calentar porque para eso, está el calor de sus gentes.

Donde uno huele el aire fresco y los sonidos son pura naturaleza.

Donde los ríos suenan a río y no necesito ver para sentir.

Un lugar que parece que detuvo el tiempo en una época, en la que un vecino era algo más que un vecino; un paisano era algo más que un paisano y un amigo era algo más que un amigo.

Un lugar en el que imagino conversaciones, risas, brindis y fotografías en blanco y negro.

Vengo de ese sitio que se echa de menos sin salir de él.

Vengo de un sitio llamado Asturias; vengo de un sitio al que siempre querré volver.





















En agradecimiento a la familia Pérez-Díaz (de los que algún día hablaré) y a todos aquellos que nos hicieron sentir otra vez como parte de su familia. A todos, gracias de corazón.


 

5 comentarios:

Airblue dijo...

Vienes de un sitio que a todos nos deja huella, el pasado verano estuve por allí y viendo esas fotos mi añoranza aumenta. Preciosas vistas, buen gente y menos calor que el que estamos padeciendo.

Y es que Asturies que guapina ye.

Bienvenido.

Sombragris dijo...

Hola Luismi
Me alegro que hayas podido desconectar de la rutina y conectar con la naturaleza y la mágica Asturias...Que no se te vayan de la retina y del corazon esos hermosos dias...un abrazo

luismi dijo...

Queridos amigos, me doy cuenta que compartimos todos un sentimiento común por la tierra asturiana. No sé si será el paisaje, sus gentes, quizás su historia, pero esa tierra tiene algo. Muchas gracias por vuestros comentarios.

Un fuerte abrazo.

Jorge Donato dijo...

Y qué mejor manera de cargar pilas y sentirse revivir que pasear y respirar el aire limpio y fresco de una tierra tan bella y acogedora como Asturias. Lo difícil viene ahora, cuando nos aborda de nuevo la cruda realidad de nuestra mísera rutina en la gran urbe.
Un abrazo.

luismi dijo...

Se hace difícil la vuelta, pero hasta la gran urbe la vemos diferente después de estos hermosos lugares visitados.

Un abrazo Jorge.