"Una pluma, pesa; el amor por inmenso que sea, no" (Pedro Rivera García)

"Quisiera saber llorar como un niño para sentirme mejor hombre"

martes, 31 de julio de 2012

Cielo y tierra

Dos hombres, dos edades, dos diferentes situaciones.


Uno, veterano en años y experiencias.


El otro, intentando desde su rabiosa juventud, labrarse un futuro.


Ambos persiguen un sueño.


¡ Qué no daría el primero por poder andar !


¡ Qué no daría el segundo por poder volar !


Pensando en los dos, algo me lleva a acercarme a Ese amigo clavado a una cruz y pedir por ellos.


Pedir para que uno despegue y deje atrás esa silla que le impide andar y pedir para que el otro aterrice algún día con un mensaje alto y claro a sus superiores de “Misión cumplida”.

Que cielo y tierra se confundan sólo el futuro nos lo dirá.


jueves, 26 de julio de 2012

Café largo

Son muchos los motivos por los que de un modo u otro, vivimos hoy alterados. Particularmente, vivo la crisis en un estado de agitación, incertidumbre, indignación, incluso cierto miedo (de ese que hasta los toreros sienten), no exentos tampoco de grandes dosis de malsana animadversión hacia todos aquellos que últimamente ejercen una fuerza negativa en mí y que con sus acciones u omisiones, hacen de mi vida un camino en el que tantas espinas no me dejan ver las rosas.

Es tan agitado mi estado interior, que he llegado a perder la objetividad, la paciencia y quizás la comprensión e incluso el cariño hacia ciertas personas por las que siempre he tenido predilección.

Y eso me lleva a mirarme en un espejo y decirme:

¿ Ese tipo de ahí enfrente eres realmente tú ? Porque si es así, mejor no volver a mirarse en él para encontrarme con un desconocido.

Dicen que de sabios es rectificar. Yo me conformo sólo con ser un buen estudiante. La sabiduría la dejo para otros.

Por eso, desde esta tranquila reflexión, quiero retomar buenos sentimientos, quiero sentir que esta vida por mucho y mal que nos traten, no es sólo una prima de riesgo, no es sólo un político inmoral y sinvergüenza, no son falsos profetas, ni banqueros, ni cultos sin cultura, ni “grandes hombres” surgidos de nuestra pobreza.

Regresar al camino de la esperanza, al camino del positivismo. Ese camino que de cosas aún más pequeñas, me haga disfrutar el doble.

Un camino en el que el orgullo disminuya en proporción a un aumento de mi autoestima y en el que consiga valorar las virtudes por encima de los “defectos” ajenos.

Un camino en el que con paciencia, pueda hacer oídos sordos ante la ceguera de algunos y conservar lo bueno y lo único que nunca debe perderse. El respeto, la comprensión y la sinceridad.

Quizás no sea la mejor forma de vivir la realidad y sea un riesgo alto de sufrir desengaños; pero corroborar sólo una creencia, valdrá más que mil incertidumbres.

Una charla larga y reciente con un buen amigo, me insufló esa tranquilidad, serenidad y energía positiva que buena falta me hacía encontrar.

A estas alturas, ya no pediré tener amigos, porque eso sería pedir mucho. Tener buenos amigos, no debo buscarlo, porque esos, vienen solos. Únicamente, pediré tomar un café largo. Muy largo de comprensiones y enseñanzas mutuas y corto de hipocresías, mentiras, críticas y conclusiones que no conducen a nada.

Ese café largo, sólo falta que alguien lo pida.


martes, 17 de julio de 2012

Viejos amigos

Recibir en casa a un viejo amigo, siempre es un motivo de alegría.

Doble si cabe en este caso, porque hacía muchos años que no nos veíamos.

¿Qué puedo decir de él?

En pocas palabras, lo definiría como entrañable, compañero de fatigas, aquel que siempre supo agradar a todos  los que gozamos de su compañia y que nunca dudó en dar por los suyos hasta su última gota de esfuerzo.

Ahora viéndolo, cualquiera diría que no pasan por él los años.

Lo recuerdo siempre así, regordete y barrigón; algo bocazas, pero sin malicia.

De los que como yo, prefieren siempre una fresca bebida, al más completo y sano ejercicio.

Espero que se quede mucho tiempo entre nosotros, porque este amigo, es de los que nos hace pasar mejor los malos tragos que estamos viviendo últimamente en España.

Cuántos pequeños y buenos momentos vivimos juntos y cómo seguimos riéndonos ahora como entonces, cada vez que al mirarlo fijamente sigo diciéndole a la cara que por mucho que se empeñe, su pitorro sigue siendo más pequeño que el mío.
















Foto Luismi





lunes, 16 de julio de 2012

Otro grande

No son estas entradas las que más me gusta escribir precisamente, pero hay personas o personajes que de algún modo ocupan también un trocito de mi historia.


Hoy ha fallecido a la edad de 71 años y víctima de un cáncer de páncreas, Jon Lord.


Para la amplia mayoría de los que alguna vez habéis leído lo que aquí escribo o comparto, ese nombre no os dirá absolutamente nada. Pero si os digo que fue uno de los fundadores de DEEP PURPLE, la cosa cambia.


Con él ha muerto uno de los mejores teclistas que el planeta Tierra ha dado a luz. Y con él también se va una parte de la mejor historia de la música heavy que ha formado parte y aún hoy lo sigue haciendo en mí.


Mi pequeño homenaje a otro de los grandes, que aunque se haya ido, sigue sonando en la banda sonora de todos los que amamos su música.


D.E.P. Mr. JON LORD




viernes, 13 de julio de 2012

¿ Amigas de verdad ?


Mi solidaridad con este tipo. Tiene más razón que un santo...







¡ FELIZ FIN DE SEMANA !

miércoles, 11 de julio de 2012

Dignidad

Internet

En la situación económica actual, hasta hoy, me consideraba un verdadero privilegiado al compararme con esos cinco millones de parados en este país.

Pero después de las durísimas medidas extraordinarias anunciadas hoy por el Presidente Rajoy, me acuso de ser un verdadero gilipollas.

Sí, un gilipollas integral por creer en este país; por llegar a creer que existían políticos honrados; por ayudar con mi voto a cavar mi propia tumba laboral; si me apuran, incluso por creer en esta Democracia.
Porque echando la vista atrás desde los tiempos del primer gobierno socialista en Democracia, me encuentro con:

El Presidente González (1982-1996) : acabó su Presidencia, dejando las arcas públicas tan maltrechas, que se tuvieron que pedir créditos para abonar la paga extra de los jubilados españoles. Hoy también se atreve a explicar en conferencias muy bien pagadas cómo salir de esta crisis, mientras se rodea de amigos como él supermultimegamillonarios.

El Presidente Aznar (1996-2004) : de pequeña estatura, pero con unos aires de grandeza extraordinarios.  Artífice de nuestra entrada en la Eurozona, para alegría de los más ricos y desgracia de los más débiles. Y todo para salir en una foto con los más poderosos. Éste fue el primer Presidente que congeló mi sueldo. Al menos, no me quitó nada, que ya es bastante. Hoy vive en la opulencia, como todo Presidente retirado, teniendo a su esposa muy bien colocada en la Alcaldía de Madrid por si algún día le faltara el pan.

El Presidente Zapatero (2004-2011): personaje al que no encuentro una definición exacta. Creo que es el mejor ejemplo de cómo llegar a lo máximo con lo mínimo, en todos los sentidos. No hace falta que recuerde cómo llegó a la Presidencia. 
Rodeado de lo más granado en incapacidad de Ministros y Ministras, es para mí el máximo culpable de que los españoles nos encontremos hoy en esta delicadísima situación.

Ese mismo que veía brotes verdes y una España en la Champions League de la Economía, fue el primero que en Junio de 2010 ya redujo mi sueldo en un 5%, mientras alegremente derrochaba dinero de todos los españoles. Aún hoy, su partido sigue malgastando el dinero de todos. Y si no lo creéis, visitad este enlace del Boletín Oficial de la Junta de Andalucía de hace tres meses. Esto, me imagino que no habrá sido publicitado ni en El País, Público, o en el programa del Gran Wyoming. Leed todas las subvenciones concedidas, por favor.



Pero aquí lo único importante, es que sus amigos y amigas, se encuentren bien colocaditos en puestos lo mejor pagados posibles. (como por ejemplo dos virtuosas de la política nacional e internacional ahora en E.E.U.U., Leire Pajín y Bibiana Aído).

Hace bien este ex-presidente en correr medias maratones con gorra, gafas de sol y guardaespaldas, para no ser reconocido por el pueblo “que tanto le quiere”.

El Presidente Rajoy (2011 - ?) : al que admito que voté muy a mi pesar más en la esperanza de que acabara con ese infame gobierno socialista, que por la confianza que como político me inspiraba.

Reconozco que se encontró un panorama mucho más desolador del que esperaba, con un déficit dos puntos por encima de un gobierno que le mintió a él y a todos los españoles.

Pero eso no le exculpa cuando transcurridos ya casi ocho meses desde que fuera elegido Presidente, no ha denunciado públicamente a ningún político ni alto cargo responsable de todo el derroche, malversación, o mala gestión en empresas públicas, Ministerios, sindicatos o entidades bancarias que han sido culpables de esta situación extremadamente delicada en la que nos encontramos. Eso le hace ser un cobarde a la vez que cómplice de todos ellos.

Muy al contrario, lo único que está haciendo es recortar a los más débiles, demonizando a funcionarios que en su mayor parte somos mileuristas y suprimiendo ayudas a los que menos tienen como los jubilados o enfermos.

Mientras tanto, debemos rescatar a sus amigos de la banca y sus banqueros. Esos que si pueden y sin miramientos, te echan de tu casa porque no puedes pagarla mientras ellos blindan sus contratos y te sangran sin piedad.

Mientras tanto, se consiente que existan más de cien embajadas en el extranjero de autonomías que juegan a ser países.

Mientras tanto, se siguen manteniendo televisiones públicas autonómicas millonariamente deficitarias.

Mientras tanto, los políticos siguen teniendo privilegios enormes por todos conocidos como una flota de coches oficiales, dietas y viajes en business class, un Senado inútil en su totalidad y un número de consejeros inmenso repartidos por todas las autonomías españolas.

Y hoy acude al Congreso para anunciar un nuevo paquete de medidas extraordinarias de una dureza nunca vista.

En pocos meses, me encuentro que a mi precario sueldo debo añadir la supresión de becas para libros en mi Comunidad; una subida bestial del coste en los transportes públicos de Madrid; fuerte subida de las tasas universitarias y ahora la supresión de la Paga Extra de Navidad, un aumento del I.V.A. y de mi jornada laboral.

¿Y de quién recibo algún apoyo o palabras de ánimo fuera de mi entorno familiar? De nadie. 

Parece ser que por mi condición y mis ideas políticas ahora toca joderme y aguantarme e incluso habrá alguien que se alegre. Reconozco que sí, que he sido y quizás sea un gilipollas por votar a quien voté, pero al menos, tengo el valor de reconocerlo.

Lo que no admitiré nunca es que alguien me lo llame defendiendo lo indefendible. Y que no me vengan Bardenes, ni Víctor Manueles, ni Zerolos ni lectores habituales de Público o El País con el cuento de la derecha, porque son todos iguales.

Los cinco millones de parados y todos aquellos que estamos viviendo una difícil situación, a la clase política y a los famosos y famosetes, no les importamos absolutamente nada. Es más; los que siempre han tenido dinero, ahora viven aún mejor a costa del sufrimiento de otros.

No sé todavía cómo podré afrontar mi situación particular; pero si tengo que comer patatas todos los días, lo haré. Y si tengo que ayunar algún día para que coman mis hijas o para que puedan vestir o tener una educación, también lo haré como ya hicieron hace mucho tiempo mis padres conmigo.

Lo que no haré jamás, será bajarme los pantalones y dejar que me den por el culo, ni estos, ni aquellos. Porque podrán quitarme el sueldo, podrán quitarme el pan, pero jamás permitiré que me quiten la dignidad.