"Una pluma, pesa; el amor por inmenso que sea, no" (Pedro Rivera García)

"Quisiera saber llorar como un niño para sentirme mejor hombre"

martes, 19 de junio de 2012

Es lo que tiene


Toda muerte, es triste, aunque para muchos como yo, no es sino el comienzo de algo infinitamente mejor.

Hoy tenía que acompañar al amigo, al compañero, al jefe. Tres definiciones en una misma persona, pero que ordenadas alfabéticamente, me mueven en ese orden a escribir esto.

Duros momentos para alguien que pierde a una madre. Momentos duros por los que todos sin excepción hemos pasado o pasaremos algún día.

Curiosamente, una ley de vida que se da con la muerte y cuyo suceso natural debería ser siempre éste y no al revés como desgraciadamente también ocurre.

Son momentos en los que se hace necesario un apoyo moral hacia aquellos que por su cercanía lo padecen más intensamente.

Como jefe, mi respeto; como compañero, mi ayuda y como amigo, mi ofrecimiento sincero de compartir también uno de esos tragos amargos que no se toman en la barra de un bar.

Mi admiración por tu entereza tras esas lágrimas. Porque llorar es expresar sentimientos, rememorar vidas, exteriorizar un  dolor.

Un dolor que con el tiempo, dará paso a mil recuerdos. Se amontonarán esas fotos de una vida y acabarás dibujando una sonrisa por todo lo que fue y siempre permanecerá muy dentro de tí.

Y no te extrañe, querido amigo, que ese dolor lo quieran compartir incluso aquellos que vinieron expresamente desde la lejanía, porque el ser buena gente como tú, es lo que tiene.



0 comentarios: