"Una pluma, pesa; el amor por inmenso que sea, no" (Pedro Rivera García)

lunes, 28 de febrero de 2011

Querida adversidad

Mi querida adversidad: me dirijo a tí con la confianza que el transcurso del tiempo y tu continua compañía nos otorga a los que sin ser llamada, decidiste unirte cual rémora malsana.

En un vano afán por parecer protagonista, te paseas sin pudor, permiso ni confianza por esta familia que nunca te quiso ni buscó.

Tus pavoneos en la pasarela de nuestra vida, pasan inadvertidos para los que como nosotros buscamos enfundarnos en un traje de esperanza.

No pedimos tu compañia y te aceptamos.
No te invitamos a comer y pagamos la cuenta.
Te sonreímos una y mil veces y nos devuelves guiños amargos.
Mala compañera de viaje a ningún puerto, te invitamos a saltar por la borda.

Nos armamos de paciencia y nos desarmas.
Nos armamos de valor y nos acobardas.
Nos armamos de humor y nos entristeces.

Pero también nos armamos de amor y abrimos el arsenal inagotable de la alegría. Nos rodeamos de fieles soldados voluntarios a los que sólo podemos pagar con nuestro agradecimiento y amistad en esta lucha sin cuartel y entre todos, perderemos mil batallas, pero ganaremos una guerra.

No te sientas vencedora, porque tus días están contados.

22 comentarios:

Taty Cascada dijo...

En los momentos adversos se ven a los grandes hombres y mujeres. Es una palabra temible que provoca temor y miedo; pero que nos deja a cambio fortaleza y fuerza adicional para enfrentar situaciones futuras...
Como bien finalizas tu entrada, la adversidad tiene los días contados, mientras seamos valientes y fuertes de espíritu.
Un abrazo Luismi.

luismi dijo...

Muchas gracias Taty. Me alegro de tu vuelta.

Un fuerte abrazo.

Sombragris dijo...

Luismi, amigo...darle duro a la vida (a vivir, me refiero) no siempre te acredita como para ser feliz...pero contra la adversidad dos amas bien cargadas de esperanza ysacudirte el polvo,volver a subir al caballo por mas veces que te tire...eso es lo que hacen los grandes hombres...y tu...no me cabe ninguna duda , eres uno de ellos...no sabrías vivir de otro modo...tengo una amiga que me dice Clint Eastwood...tal vez si te con ociera, diría que tu eres Steve Mc Queen...asi que no podrán con nosotros...adversidades ni fantasmas....un abrazo enorme(me quedo con este texto...)

luismi dijo...

Gracias amigo mío. No te puedes hacer una idea el ánimo que me dan tus palabras. Espero algún día tomarme un whisky contigo en un buen Saloon aunque no sea en Kansas City.

Un fuerte abrazo y muchas gracias por tu apoyo.

Werty dijo...

La adversidad no corrompe nada, son los humanos al usarla.
Es como un arma. Un arma no mata personas, las personas matan personas. La adversidad dejara de existir cuando la competencia deje de existir. Lo cual lo veo dificil...

Saludos

luismi dijo...

Hay muchos tipos de adversidades Werty. Algunas de ellas, nada tienen que ver con esa competencia. Y esas precisamente, son quizás las más difíciles de combatir. En ello estamos.

Un abrazo

Mónica PG dijo...

La teoría dice que esa actitud que demuestras es la más recomendable ante las adversidades, pero sólo unos pocos sois capaces de llevarla a la práctica. Es admirable esa fortaleza para intentar salir adelante ante todo tipo de circunstancias. Sabes que cuentas conmigo y muchos más amigos que queremos veros sonreír y disfrutar de una racha inmejorable!

Un fuerte beso!

luismi dijo...

Muchas gracias amiga. Gracias por tu apoyo y ayuda constante. Sin amigas como tú, difícil batalla se nos plantearía.

Un beso enorme.

Cerynise dijo...

Querido amigo Luismi , las guerras se vencen librando pequeñas batallas , con ello quiero decirte que la adversidad podra ser fuerte , pero no invencible , y que todo se supera si se pone de su parte con esfuerzo y ante todo ilusion.Teneis mi apoyo y mi amistad para que esas batallas al fin sean derrotadas y vuelve a surgir la normalidad en vuestras vidas.Ante todo mucho animo estimado amigo.

( Lo siento mucho , no puedo poner ninguna tilde , porque curiosamente en vez de una me pone dos y queda extrañamente extraño, cosas de la rebeldia de mi teclado , espero poder convencerlo y dominarlo que hay que seguir pautas en el lenguaje y no rebeldias )

Os mando un Abrazo muy fuerte para los dos con todo mi afecto.

luismi dijo...

Muchísimas gracias mi querida amiga. Ilusión no nos falta y aunque la adversidad es dura de pelar, ya vendrán tiempos mejores que la sustituyan por alegrías. Gracias siempre por tu apoyo y amistad.

Te enviamos un beso muy fuerte.

Yessi dijo...

A veces ante esta palabra de gran inmensidad, no nos queda más que hcaer el mayor esfuerzo y seguir sonriendo, seguir adelante aun cuando parezca imposible, aun cuando se empeña en quedarse y no marcharse, pero seguro un día caerá.

Arriba ese ánimo y que la adversidad sea vencida por esa gran fuerza que muestras, lo deseo de todo corazón.

Abrazos.

luismi dijo...

Muchas gracias Yessi. Como bien dices, por mucha fuerza que haga, algún día caerá y espero que pase mucho tiempo hasta su regreso.

Un fuerte abrazo

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Compañero!
la adversidad campea a sus anchas.
Momentos desafortunados que todos en alguna medida estamos teniendo.
Momentos de crisis creada a imagen de la usura y el neoliberalismo.
Momentos en los que muchos de nosotros nos podemos sentir afortunados por tener esta forma de desahogo.
(Por decirlo de alguna manera
Desahogo al manifestar nuestro pensamiento, y ser correspondido por los demás, por aquellos que aun son capaces de pensar por si solos, de manifestarse.
La adversidad, es compañera de viaje, ingrata pero compañera...

Saludos de J.M. Ojeda.
Buen fin de semana.

FAYNA dijo...

Como bien dices terminará saltando por la borda, porque el capitán con experiencia sabe que los vientos no siempre soplan del mismo cuadrante ni con la misma fuerza, Luismi. Acabará amainando, de eso puedes estar seguro. Mientras tanto tengamos presente aquello que decía Horacio: "Acuérdate de conservar en los momentos adversos la mente serena".
También yo llevo unos días navegando por aguas turbulentas, ya se que no es consuelo, pero comprobar que no estás solo en este océano y tener la suerte de escuchar por esta particular radio una palabra amiga, confirmando que lo adverso del asunto tiene los días contados, es una tabla de salvación que no debemos perder de vista. En cualquier momento reflotará ante nuestros ojos. Persevera.

Recibe todo mi cariño.

Luismi dijo...

Amigos J.M. y Fayna: os comentaré a mi vuelta del fin de semana. Me marcho de viaje. Gracias y buen fin de semana.

Luismi dijo...

J.M., esa adversidad que se instaló aquí, no es por la crisis, pero igualmente mala compañera de viaje. Las alegrías suelen unir a la gente y las adversidades, deberían unirlas aún más. Desgraciadamente, no suele ser así.

Un abrazo

Luismi dijo...

Amiga Fayna, siento que una prima cercana de la adversidad también te esté acompañando. Mala racha de viento se las lleve a todas lo antes posible.

Gracias por tu apoyo y que pronto pasen tus malos ratos.

Un beso y ánimo.

Princesa115 dijo...

Me perdí esta entrada cuando la adversidad acampaba por sus anchas en mi vida y, como bien dices, entró sin pedir permiso. Aún no se ha ido, aún hay rescoldos de ella pero lo importante es luchar, es lo que ahora estoy haciendo porque nadie ni nada me va a ganar la batalla.
No quería pasar sin decirte nada.

Un beso

luismi dijo...

Esta adversidad tiene primas hermanas tan traicioneras como la mía. Con fuerza de voluntad, paciencia y ánimo seguro que la podrás vencer aunque la lucha sea difícil. Tienes todo mi apoyo en lo que te pueda ayudar.

Un beso.

CAROLYNE dijo...

DE ADVERSIDADES ESTA LLENO EL UNIVERSO, DE QUIENES LAS VENCEN A CAPA Y ESPADA TAMBIEN, LA LUCHA ES HASTA EL ULTIMO DIA EN ESTE SUELO, A VECES NO ESTAMOS SOLOS MANOS DE FIERRO COMO LOS AMIGOS NOS AYUDAN A VENCERLAS.

CAROLINA

Maria Rosa dijo...

Precioso alegato de esta adversidad que a veces se invita sola. Me consta que tu esfuerzo y tu tesón conseguirá alejarla sin premio. Un beso.

Luismi dijo...

Gracias María Rosa. Poco a poco iremos superando esa adversidad. Ya va siendo hora de que se largue con viento fresco.

Besos.