"Una pluma, pesa; el amor por inmenso que sea, no" (Pedro Rivera García)

sábado, 31 de diciembre de 2011

A todos

A ti que ahora me lees,
al que pasa de soslayo,
al que pensó alguna vez “qué gilipollez”,
a mi vecino de arriba al que Dios algún día tendrá en su Gloria, o no,
a ese bombón que pasa por la calle,
a ese callo que quisiera ser bombón,
a mis amigos invisibles (porque hace mucho que no veo),
a los políticos de mierda,
a la mierda de banqueros amigos de esos políticos,
a los que dirigen Fundaciones "sinónimo de lucro",
a Manolo el del Bar que se nos jubila,
a las cotillas del barrio,
al teclista del metro que de buena gana yo suicidaría,
a los animales de cuatro patas y a los bien vestidos de dos,
a los que son del Barça y no paran de recordármelo,
a los sufridores del Atleti que bastante tienen,
a los que no os tocó la lotería y seguís como yo erre que erre,

Pero sobre todo a mi familia, mis amigos,  y en general a todo aquel y aún más aquella que piense “no es mal tipo El Luismi”,

a todos…..



¡ F E L I Z  A Ñ O  2 0 1 2 !





miércoles, 21 de diciembre de 2011

Un nuevo traje

Apenas alcanzaba un metro. Un viejo abrigo abotonado, un gorro, unos leotardos verdes, unos guantes desgastados y unas coletas al viento saltando al ritmo de unos pasos infantiles.

Ni el frío de una noche invernal amainaba su alegría.

Tiene claro su destino. Se detiene ante una puerta y con sus pequeños nudillos, llama a quien espera encontrar.

Ni un gesto de asombro cuando ante ella aparece la figura de un hombre de aspecto cansado y mirada triste.

“No puedo darte nada. Ni trabajo, ni apenas salud me queda ya; maldito año”, le dijo él.

“No vengo a pedirte sino a cambiarte. Te doy una esperanza si me regalas una sonrisa”

Y no sin esfuerzo, él le sonrió.

¿Cómo te llamas niña? , le preguntó.

“Puedes llamarme como tú quieras, pero mis amigos me llaman Navidad.”

Y con un beso en su mejilla, se marchó por donde vino dejando a un hombre con su angustia, pero con un nuevo traje de esperanza.

¡ F E L I Z  N A V I D A D !

viernes, 16 de diciembre de 2011

Esos niños...

En ocasiones, los niños pueden ponernos en auténticos apuros...







¡ FELIZ FIN DE SEMANA A TOD@S !

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Al loro

¿Baqueira Beret? ¿Candanchú? ¿Formigal?.


No; es el Metro de Madrid en hora punta para ir a trabajar.


Frente a mí, coinciden sentados tres chicos y una chica con toda la pinta de ser estudiantes. Todos bien abrigados. Sólo les faltan los skies. Incluso llevaban colocados lo que en un principio podían ser orejeras, pero no.


Los cuatro con unos auriculares enormes de surtidos colores de esos que se llevaban en mis tiempos.

Me resulta curioso como en esta época de desarrollo tecnológico tan bestial, en el que casi toda la tecnología musical tiende a miniaturizarse, vuelvan estos auriculares que en mis tiempos llamábamos “cascos”.

Así que viendo a estos cuatro jóvenes pensé:


“Al loro, que vuelve el loro"










     ¡ ÉSTE NO !
¡ ÉSTE !

viernes, 9 de diciembre de 2011

Prácticas adecuadas

A nadie se nos escapa que la práctica en todos los órdenes de la vida, es fundamental.










¡ FELIZ FIN DE SEMANA A TOD@S !



miércoles, 7 de diciembre de 2011

Difícil elección

Estos días de fiesta sí, fiesta no, me desconciertan. Las letras no me atraen, los constipados se atraen ellos solos y sólo me queda la música por compañera en mis distracciones caseras. Y estaré medio griposo, sí. Pero eso no acabará con mis ganas de buena marcha. Y como todo el mundo, tengo mis dudas a la hora de elegir.

No sé si algo así...




o tal vez esto...







o ni pa tí ni pa mi.





¿ Me ayudas a elegir ? Se agradece.

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Lo que no me pase a mí...

En ocasiones, a uno se le queda cara de tonto. En otras, puede que de perplejidad. Y en algunas, uno no sabe si reír, llorar o gritar. Yo soy de los que prefiere reír si es que puedo elegir.

Cuántas veces a lo largo de nuestra vida habremos dicho aquello de “lo que no me pase a mí…”

Yo, infinidad. La última no hace mucho.

No soy una persona a la que le entusiasme el deporte del shopping. Recorrer tiendas y tiendas en busca de aquella prenda, calzado o artilugio necesario, no va conmigo. Prefiero para esto enviar una delegación en forma de santa esposa o dóciles hijas que solícitas y fiándome por completo de su buen gusto y moderación en el gasto, otean los miles de artículos para después de un exhaustivo informe, aconsejarme sobre tal o cual artículo. Y es entonces cuando por fin me decido a acudir a los establecimientos necesarios.

Pues bien, el pasado fin de semana no tuve más remedio que decidirme al fin por cambiar ese pantalón vaquero que dijo “basta”.

Así que acompañado de mi hija mayor, acudimos a una de estas típicas tiendas con nombre idéntico al de la ciudad de los Simpsons.

Como nunca he sabido a ciencia cierta que talla uso de pantalón, lo mejor era llevarme al probador un par de tallas de los tres o cuatro modelos de vaqueros que más o menos me gustaban.

No padezco claustrofobia, pero nunca me he sentido cómodo en un probador. Esa estrechez, esa falta de perchas en las que dejar las prendas que te vas a probar, el no tener un asiento para descalzarme cómodamente, me suele poner muy nervioso. Pero ese día, no. Me encontraba realmente bien a pesar de esos inconvenientes.

Así que armado de paciencia, uno a uno comencé mi tarea. Y así fui desechando los que no me sentaban bien, no me dejaban respirar o me hacían sentirme como aquel albañil que al agacharse mostraba en plenitud una gran sonrisa vertical.

Hasta que llegué a él. Con su tela de suave tacto, un color azul casi metalizado, liviano y muy fácil de poner. En mi vida, creo que me he sentido tan cómodo al probarme un pantalón. Se ajustó a la perfección, e incluso llegué a pensar que frente al espejo se encontraba el propio Springsteen de la portada del disco Born in the USA.

Pero algo en esa idílica escena no cuadraba. Sólo tuve que bajar la mirada para encontrarme con algo que no debía estar allí. No, no era normal.

Alcanzaba a ver en su totalidad unos calcetines con sus correspondientes tobillos y eso me dio que pensar, porque una cosa es que unos pantalones sean más o menos “pesqueros”, y otra muy diferente, que no salgas nunca del río.

¿Cómo era posible que de cintura, pierna e incluso entrepierna me sentaran tan bien y fueran tan cortos?

¿A mi edad el cuerpo sufre una transformación tan brutal?

¿Tejieron ese pantalón en plena fiesta de año nuevo?

¿Era algún tipo de broma y me estaban grabando?

¿Dios existe?

Miles de preguntas acudieron a mí sin una respuesta clara.

Así que tuvo que ser una experta, cariñosa, amable, paciente y en cierto modo pícara empleada quien con media sonrisa por fuera y descojone general por dentro, me explicó de una manera concisa pero rotunda, que aquellos pantalones de mis sueños, eran simplemente unos “pantalones cagaos”.

Y el mundo me cayó encima.

jueves, 24 de noviembre de 2011

Optimismo

Cuando piensas que las cosas van mal... aún es posible que vayan peor.






Y para comenzar el fin de semana a ritmo de rumba, hoy como extra podéis disfrutar del primer single del nuevo disco de EL DESVÁN DEL DUENDE que en breve saldrá a la calle a dejarse querer.





¡ FELIZ FIN DE SEMANA A TOD@S Y HASTA LA PRÓXIMA !

lunes, 21 de noviembre de 2011

Un asiento vacío


La vida suele dar muchas vueltas y en alguna de ellas nos deja reflexiones que cultivan pensamientos en forma de tormentos que nos persiguen o enseñanzas que nos enriquecen.

El pasado sábado, por una de esas casualidades, coincidí con alguien al que no esperaba encontrarme.

Subido a un autocar con destino a un pueblo en el que siempre me espera una viejecilla a la que le debo algo más que la vida, se sentó junto a mí un señor de más o menos mi misma edad.

No soy una persona a la que le guste demasiado conversar en los viajes. Prefiero dormitar o si el paisaje lo merece, dedicarme a su contemplación.

Pero no sé por qué, con este señor tuve enseguida la sensación de que nos habíamos visto antes.

Y fue un sentimiento mutuo, porque rápidamente ambos nos dimos cuenta que algún nexo invisible nos unía.

Coincidencias de la vida, nuestro destino era el mismo y el motivo de nuestro viaje, era similar.

Incluso el hecho de ser un viaje relámpago de ida y vuelta en el día, confería a este encuentro el apelativo de al menos, peculiar por tanta coincidencia.

Él me comentaba que como yo, iba a visitar a su madre a la que hacía tiempo que no veía, pero que para él, se trataba más de un trámite a cumplir y de una obligación moral, que de un hecho realmente apetecible por el que mereciera la pena realizar este cansado viaje de ida y vuelta en el mismo día.

Nuestra conversación resultó más bien intrascendente y creo que poco enriquecedora para ambos. Quizás al coincidir también en el trayecto de regreso a Madrid, fuera más amena.

Y así fue realmente. A pesar del cansancio acumulado, de unos asientos más bien incómodos y de una noche realmente desapacible, el viaje resultó ser mucho más agradable de lo que yo esperaba.

Incluso hubo momentos al margen de nuestra conversación, para en la intimidad de uno mismo, recordar con cariño cómo esa tarde había compartido con mi madre los mazapanes sin azúcar que quise regalarle y de cómo nos reímos de su glotonería desdentada. Sólo por eso, ya mereció la pena el viaje.

Son recuerdos y pensamientos agradables que a uno le gusta compartir y que no pude hacer con mi compañero de viaje, porque al intentarlo, sólo encontré un asiento vacío.

jueves, 17 de noviembre de 2011

A quien lo encuentre




viernes, 11 de noviembre de 2011

Jubilación

No estoy yo muy seguro de que me gustara un homenaje así en mi "jubilación"...







¡ FELIZ FIN DE SEMANA A TOD@S !


jueves, 3 de noviembre de 2011

A tí


A ti que hoy te sientes derrotada.

 A esa persona a la que la sonrisa se le hace mueca. 

A la que veo acurrucada en sus pensamientos vagando en un mar de dudas.

 La que hace puzzle de recuerdos bailando en su cabeza.

A la que el amor abandonó saliendo por la puerta falsa. 

La que creyó en un amor disfrazado de ilusión, o creyó en una ilusión con disfraz de amor.

A ti con cariño me dirijo y aconsejo.

No hay amor disfrazado. El amor se presenta con las manos vacías, desnudo; se siente, se huele, se percibe.

Te atormenta en un feliz tormento.

El amor es compartir, el amor es acompañar, el amor es ceder, comprender, es la amistad en su grado máximo.

Un detalle basta, sin artificio, sin controles de caducidad.

Hay más amor en un gesto sincero, que en mil te quieros.

No existen las medias verdades. Se quiere o no se quiere.

El amor se escribe entre admiraciones. Nunca entre interrogantes.

Es un punto y seguido y no suspensivos.

Es preferible un cuenco vacío de amor, que lleno de lágrimas.

El amor es un delincuente dividido por dos cómplices que multiplican sonrisas e ilusiones y restando sinsabores, suman y comparten alegrías de futuro.

Un futuro de cabezas erguidas, de orgullo por sostén en la mirada. Un futuro en el que la línea del horizonte, la marcas tú y tu vida también.

Hoy tu cabeza gira en un torbellino de confusiones. La razón llamó a tu puerta y cansada de llamar, tuvo que derribarla y hacer ver a Campanilla, que nunca sería justo perder sus alas por un Peter sin sombra.

Es duro, es crudo, pero es real. Y el mundo seguirá girando y quizás entre tanto giro, al torcer una esquina o al desviar la mirada, o al sentir el viento en tu cara, el amor que mereciste acabe su búsqueda y por fin te encuentre.

Mientras tanto, esperaré contigo. Como compañero, como amigo, como padre, que no te ofrece un hombro para llorar, porque a tí hija, te ofrezco los dos.




viernes, 28 de octubre de 2011

Valentía

Los valientes tienen premio. ¿Te atreverías?







¡ FELIZ FIN DE SEMANA A TOD@S !

martes, 25 de octubre de 2011

Proposición indecente


Rodeado de humos por todos lados, con boina contaminante incluida, he dicho ¡basta! y he pensado que el alquitrán que respiro y que inunda mis pulmones, va siendo hora de expulsarlo a golpe de zancadas.


Es una empresa difícil, pero conocida y emocionante. Si no fuera así, ¿a quién le interesa?


Pero como todo lo difícil, si se comparte, no lo es tanto. Por ello, me dirijo a tí que ahora me estás leyendo. Con la única y sana intención de ayudar, ayudarme, ayudarnos a llevar una vida un poco mejor. A tí que quizás seas fumador como yo, o que sin serlo, nunca te has planteado salir a la calle vestido de corto, te hago una propuesta o reto:


Conocer música corriendo, o si lo prefieres, aprender a correr con música.


A estas alturas, seguro que estarás pensando:


"El Luismi se ha vuelto loco, se ha rayado o le ha dado mucho el sol en la cabeza"


Puede que así sea, pero mi único objetivo es animar a unos a dejar de fumar, a otros a escuchar buena música y a todos, a disfrutar del sano arte del ejercicio en la calle, compartiendo entre todos anécdotas, progresos, mucho ánimo y gustos musicales.


La empresa no es tan difícil como pudiéramos pensar y os aseguro que lo digo por experiencia.


Sólo necesitamos unas zapatillas, ropa deportiva cómoda, un reproductor de música o móvil con auriculares y un mínimo de voluntad mezclada con paciencia.


Si queréis, podéis añadir si os gustan, unos chicles, caramelos o frutos secos para el camino.


No olvidéis dejar en casa la vergüenza, el desánimo, la pereza y sobre todo, el tabaco si sois fumadores.


Alguno de vosotros dirá que no es capaz de correr ni dos minutos seguidos. No creo que sea cierto. Pruébalo siguiendo estos pasos:


Bájate esta canción que seguramente no conocerás de uno de mis artistas favoritos y la cargas en el reproductor.


Sal a la calle con tu ropa deportiva y camina hasta una avenida, parque o lugar en el que creas que puedes practicar lo que aquí te propongo.


Cuando por fin creas que estás preparad@, pulsa el play y comienza a correr lo más despacio que puedas, mientras suena esta canción. No intentes seguir el ritmo de la misma y simplemente corre a un ritmo en el que sin apenas esfuerzo, pudieras hablar con alguien que estuviera a tu lado.


En menos de tres minutos, acabará la canción y te darás cuenta que no ha sido tanto el esfuerzo realizado. Y si no respiras bien, tranquilidad y a descansar un poquito. Por hoy, ya hemos corrido lo suficiente, pero no os lo voy a poner tan fácil.


Ahora toca la parte más dura. Andar a buen ritmo durante media hora sin parar ni tan siquiera para saludar a un amigo, vecino, amante o sucedáneo. Si en ese tiempo el tabaco te llamara a voces, no hacerle caso y en su lugar, usar los chicles, caramelos o frutos secos. Cumpliendo esto, ya nos podremos marchar a casa a tomar nuestra bebida y aperitivo favoritos, que nos lo hemos ganado.


Y ahora te preguntarás, qué has conseguido con eso. Yo creo que varias cosas:


Salir de casa aunque no nos apetezca (lo más difícil de todo)


Caminar-correr-caminar (muy sano)


No fumar durante una hora o más.


Aumentar nuestros conocimientos musicales con un temita que unos pensaréis que es bueno, mientras a otros se les hizo demasiado largo.


Mover el corazón y no sólo para escribir esos relatos y poesías que con tanta maestría publicáis en vuestros blogs.


Descargar adrenalina si debido al esfuerzo o penurias, os acordáis malamente de mi familia por embarcaros en esta empresa.




Si con todo esto y con las prácticas venideras, consigo que uno sólo de vosotros deje de fumar o se aficione al mundillo de los runners, ya me doy por satisfecho.


Ojalá la casilla de comentarios no se quede sólo en un dígito de gente dispuesta a intentarlo y consigamos que esta señora del vídeo no nos alcance antes de tiempo. Y si no estás interesad@, puede que conozcas a alguien a quien le pueda venir bien, ¿no?.


Así que hoy te hago una proposición muy indecente y te pregunto sin recato:






¿ TE LO HACES CONMIGO ?







domingo, 23 de octubre de 2011

Hasta siempre Marco

Se hace difícil en un día como hoy en el que a estas horas, suelo sentarme frente al televisor para ver las carreras de coches en F1  o de motos en el Mundial de Motociclismo, quedarme huérfano de esas imágenes y sin ganas de celebraciones por los triunfos de mis pilotos favoritos.

Esas imágenes no llegan en señal de respeto hacia un piloto de 24 años que en el asfalto del Cicuito de Sepang, ha dejado su vida y sus ilusiones por hacer aquello que más le gustaba.

Puede que no fuera el piloto más popular y querido de la parrilla de salida. Siempre rozando la ilegalidad en los adelantamientos, fue muy criticado por rivales y prensa en general. Pero hay dos cosas indiscutibles que nunca se le podrán negar y no son otras que el dar espectáculo sobre dos ruedas y su simpatía con todo aquel que se cruzara en su camino.

Por ello y por el sentir que en estos trágicos momentos embarga a su familia, sus tiffosis y el motociclismo en general, escribo esto en memoria de Marco Simoncelli al que todos de alguna u otra forma, echaremos de menos. Hasta siempre Marco y hoy en tu honor, creo que debe sonar esa música que tanto te gustaba escuchar subido a lo más alto de un cajón.


miércoles, 19 de octubre de 2011

Retrospectiva

Foto Google
Es curioso, que en un soleado día de octubre, me encontrara escribiendo en un lugar que jamás visité en mis ya largos años de estancia en esta ciudad de Getafe.

Una sala redonda, bien acondicionada, con una mesa lo suficientemente grande e iluminada y rodeado de libros.

Lógicamente, se trata de una biblioteca. Confieso que no he sido nunca asiduo a estos lugares y quizás sea por ello por lo que me siento un poco extraño aquí.

Más si cabe, cuando mis compañeros en este momento, por edad, podrían ser mis hijos, como es el caso de la chica que tengo a mi izquierda.

Ha sido ella, mi hija, quien me ha animado a pasar parte de esta tarde en la biblioteca de la Universidad en la que cursa sus estudios.

Y la verdad, debo reconocer que está siendo una experiencia muy agradable. Ver a los jóvenes concentrados en sus trabajos, sus apuntes, sus estudios y todo ello en un ambiente de silencio , me resulta gratificante.

Conforme pasa el tiempo, percibo como los años se me van cayendo al suelo junto con mis canas y un cierto espíritu juvenil me va impregnando poco a poco.

Esto hay que celebrarlo. Manos a los bolsillos y dulces caramelos de menta y miel.

Y así entre historias y documentación del antiguo Egipto, consultas al ordenador y alguna que otra mirada furtiva a ese pedazo de morena que ya se marcha, los minutos se hacen horas y la tarde noche.

Y marcho del recinto, sin carpeta en el pecho protegiendo mi pudor, pero con una sensación agridulce de un tiempo pasado que perdí o no quise encontrar y un futuro que quizás me recuerde que hubo un día en el que yo también fue estudiante.

 

viernes, 14 de octubre de 2011

Métodos tradicionales

En un pueblo de una pequeña comarca gallega, un campesino llega al almacén del pueblo en un crudo día de invierno, con una tremenda helada, y un frío que te podrías reír de Siberia.

- Manuel!! (le dice al dueño) Quiero que me vendas una de esas bolsas de goma a las que se le pone agua caliente dentro para calentar la cama y tener los pies calientes.

- Coño, Ramón, qué mala suerte la tuya; justamente esta mañana le vendí la última a María, la de la casa de Cosío.

- ¿Qué hago yo ahora con el frío que hace por la noche?

- No te preocupes, hombre, yo te prestaré mi gato.

- ¿Tu gato?

- Mi gato es gordito, te lo colocas en los pies dentro de la cama y verás qué calorcito que te da toda la noche. El martes volveré a tener bolsas, así que vienes a por una y me lo devuelves.

- Bueno, gracias Manuel. - Ramón toma el gato y se dirige a su casa.

Al día siguiente se aparece Ramón en la tienda de Manuel, con la cara desfigurada por los rasguños.

- Manuel, vengo a devolverte este gato de mierda y te lo puedes meter por el culo...... Mira cómo me dejó el malparido...!

- Pero Ramón, ¿qué pasó? si mi gato es de lo más manso que hay...

- ¿Manso?......la madre que lo parió!!!; el embudo en el culo lo aguantó bien, pero cuando empecé a echarle el agua hirviendo, se puso como loco Manuel, como loco...!!


¡¡¡ BUEN FIN DE SEMANA A TOD@S !!!

lunes, 10 de octubre de 2011

Todo tiene su fin

El pesar oculto, como un horno cerrado, quema el corazón hasta reducirlo en cenizas. (William Shakespeare)

Toda separación suele llevar aparejada un dolor. Éste quizás haya sido mitigado en parte porque no ha sido algo repentino, ni por circunstancias tan comunes en separaciones de dos que llevan muchos años juntos.

Han sido más de veinte años de convivencia. De risas y tristezas compartidas; de sueños incumplidos y de esperanzas por cumplir.

Tantos años juntos, que al menos merecías que ésta fuera una decisión meditada. Y así lo hice. Puedes achacarme que no haya buscado en profundidad un diálogo contigo. Que no haya hecho demasiado caso a tus razonamientos y que no haya sabido reconocer tu amor o cariño hacia mí.

Es posible precisamente que ese apego o tu forma de aferrarte a mis ideas y pensamientos, hicieran que en mi cabeza tomara forma una obsesión y haya sido la causa principal de mi firme decisión de abandonarte.

No lo hago con maldad, resentimiento, ni venganza.

No me guardes rencor; quizás no supe, no pude o no quise descubrir tus valores. Y aunque ciertamente sé que no te espera un venturoso futuro, te pido comprendas que esta relación entre un hombre y su verruga, debía llegar a su fín.



P.D. Aunque sé con certeza que la tercera persona que interviene en cualquier separación no suele ser bien vista, en este caso yo sí quiero agradecer al Dr. Alonso del Hospital de Getafe, que con sus expertas manos alejara de mí a mi fiel compañera.

viernes, 7 de octubre de 2011

Despertares

No he tenido que llegar a esos extremos, pero no deja de ser una idea...







¡BUEN FIN DE SEMANA A TOD@S, INCLUÍDAS LAS SUEGRAS!





martes, 4 de octubre de 2011

Si no lo escribo...

" Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo ". (Abraham Lincoln)



Aunque uno intenta hacer oídos sordos o desviar la mirada para no toparse con la cruda realidad, llega un momento en el que son tantas las cosas que se van acumulando en el consciente o inconsciente, que necesito soltar lastre de alguna manera.

Leo y escucho en diferentes medios de comunicación una noticia que en un principio me provoca perplejidad, para dar paso a un estado de total enfado, cabreo y hasta de “malasangremelleve “ aunque ya sé que aquí la justicia más que ciega, sea sorda.

El titular de la noticia, dice así:

“EL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL AVALA LA VIOLENCIA SINDICAL POR SU CONTEXTO HUELGUÍSTICO”.

Es decir, que según la parte más “progre” de este Tribunal que ha votado a favor ( compuesto por personas que no son jueces y que es el mismo que en su día permitió la entrada de personas afines a la violencia terrorista en las Instituciones del Estado, entre otras lindezas), permitirá la violencia siempre que sea en nombre del derecho a la huelga.

En otras palabras, que a partir de ahora, si se produce una huelga en la que intervienen esos famosos piquetes informativos que a base de “informarte con violencia” te impiden como trabajador el acceso a tu puesto de trabajo y llevar a la práctica tu derecho de “no hacer huelga”, debes saber que este Tribunal Constitucional, defenderá a aquellos que a base de golpes te impiden a tí ejercer tus derechos.

Y ahora me pregunto yo:

¿ Hasta este punto hemos llegado, en el que todo un Tribunal Constitucional aprueba esto para mantener callados a unos sindicatos que guardan un vergonzoso silencio desde hace ya más de siete años ante cinco millones de parados, un país en quiebra y un gobierno que ha demostrado totalmente su inoperancia e ineptitud ?

Quizás estos datos que se han publicado en la red, aclaren en gran medida este silencio sindical tan absoluto y el porqué se están realizando recortes incluso a los más necesitados, mientras a los sindicatos, a los miles de liberados sindicales y las subvenciones anuales que reciben, “que nadie los toque, que los dejen tranquilos, que no los provoquen…”






Y esto sólo es una parte de lo que me tiene ligeramente encabronado.

Porque podría hablar también de la situación en Cataluña en la que se aplicarán recortes en la paga extra del personal sanitario, o a las residencias de ancianos mientras estos u otros políticos se han gastado lo que no está escrito por ejemplo en embajadas en el extranjero de un país que no existe, o en la defensa a ultranza del catalán a la vez que el desprecio más absoluto hacia todo lo que sea español, si exceptuamos los millones de euros que estos mismos políticos reciben como sueldo de los presupuestos generales de ese país al que desprecian llamado España.

Y podría hablar de la situación en Euskadi, en la que de seguir así las cosas, tendrán que ser los familiares de los más de 800 hombres, mujeres y niños asesinados por una banda de terroristas con el consentimiento y complicidad de algunos políticos y parte de la sociedad vasca, los que tengan que pedir perdón porque sus fallecidos se interpusieron en la trayectoria de unas balas, metralla o explosivos de unos asesinos a los que se premia incluso con premios literarios, se les acerca cada vez más a los domicilios de sus familiares, o se les llama “hombres de paz” aunque un tribunal los mantenga en prisión.

O de Autonomías en las que se ha derrochado sin ninguna vergüenza millones y millones de euros sin que hasta ahora se produzcan denuncias, ni dimisiones, ni procesamientos de ningún tipo.

O de Boletines Oficiales publicados en pleno período vacacional para que no llame mucho la atención y que jamás serán portada de ningún periódico, revista, radio o televisión afín a este Gobierno. Mientras el Gobierno recorta sueldos, pensiones o ayudas, también hace estas cosas...



Y tantas y tantas cosas, que comentaría y por las que seguramente, se me tachará como poco de “facha”, pero que prefiero antes de que se me confunda o tache de “gilipollas”.
No he tenido más remedio que hacerlo y aún a sabiendas de que puedo herir o molestar a alguno de mis presuntos amigos, sin que sea esa mi intención, sólo puedo decir que si no lo escribo…reviento.




viernes, 30 de septiembre de 2011

Regalos originales

No sé si intentarlo estas Navidades. Barato es y en tiempos de crisis...






¡ BUEN FIN DE SEMANA A TOD@S !



miércoles, 28 de septiembre de 2011

Cóctel

Es curioso como un pequeño descuido puede llegar a trastocar nuestra existencia por unas horas.

Unos pocos segundos bastaron para que una acción rápida de un pequeño periquito de nombre Limón y una puerta que no debería haber estado abierta, permitieran que este animal encontrara una libertad que nunca tuvo.

Vanos fueron los esfuerzos por recuperarlo. Encaramado en las copas de los árboles próximos se deja ver, pero no atiende a la llamada de su compañera, ni a la comida y el agua que ahora le faltan.

Ni las lágrimas de esa niña que llora su ausencia, hacen mella en su férrea decisión de no dar marcha atrás en el tiempo.

Todo un día con sus veinticuatro horas han pasado y el que se dejaba ver, ahora es invisible, dejándonos en la duda de si alzó el vuelo a un mejor lugar, si decidió acabar en otras manos o si como la razón no se cansa en explicarme, el miedo, el hambre y la sed cortaron definitivamente sus alas.

Y en esa mezcla de sentimientos contrapuestos y agitados en un cóctel que nunca pedí, me encuentro.

Con la frustración del que poco puede hacer.

Con la rabia contenida de un mal fario que no consigo echar a patadas.

Con la esperanza aún de convertir pequeñas tragedias en una gran comedia.

Con la tranquilidad del deber cumplido.

Y por último, con el consuelo de liberar aunque fuera por accidente, al que nunca mereció unos barrotes.

viernes, 23 de septiembre de 2011

Actualidad internacional

ORGANIGRAMA EUROPEO



¡ FELIZ FIN DE SEMANA A TOD@S !





martes, 20 de septiembre de 2011

Lenguaje humano

¿ No os ha ocurrido en ocasiones al recorrer alguna calle que os llama la atención el nombre de un establecimiento, un cartel, o una simple indicación ?

Dentro de mi curiosidad, como muestra, dejo aquí un indicador en la puerta de una tienda cualquiera, de algún lugar de La Mancha cualquiera, al que no pude resistirme de hacerle una fotografía.

Es un verbo corto, que deja muy a las claras lo que debemos hacer para abrir esa puerta. El lenguaje humano y en este caso el castellano, no tiene límites.



Fotos Luismi

Foto: Natalia Ortiz
del blog "La magia de las palabras"



Os animo si queréis, a enviarme cualquier fotografía de este tipo que os llame la atención y que gustosamente iré publicando aquí. Gracias de antemano.

Mi correo : luismizarmon@hotmail.com




domingo, 18 de septiembre de 2011

Como un enano






Aunque midiendo 1,80 no me considero pequeño, con esta gente hoy he disfrutado como un enano.

¡ E S P A Ñ A  CAMPEONA DE EUROPA DE BALONCESTO EN EL EUROBASKET LITUANIA 2011 !

¡ GRACIAS CAMPEONES !

jueves, 15 de septiembre de 2011

Fauna ibérica

Para los amantes de la naturaleza en general y de los animales en particular, siempre es un placer observar las evoluciones, costumbres o modos de vida de ciertos animales.

¿Quién no conoce la amistad de un perro, el cariño muchas veces interesado de un gato o el inquieto vaivén de un simple canario?

Pero dentro de esta fauna que comúnmente forma parte del día a día de muchas personas, se encuentra una especie que sin encontrarse en peligro de extinción, pienso que debería estar protegida.

Me refiero en este caso a un animal bípedo, vertebrado y carnívoro de nombre "Cotilla".

No tiene un hábitat específico, aunque es en el medio rural en el que quizás se desenvuelva mejor.

Dentro de su especie, distinguimos dos subgrupos principales: la Cotilla Común y la Cotilla Real.

La Cotilla común ("Chismosus Normalis"), de aspecto normal, dicharachera en el habla, que suele relacionarse con otras cotillas o chismosas, y que suelen cultivar el fino arte del chismorreo, tan común en la calle y en muchos medios de comunicación. De cultura normalmente media-baja, suele practicar profundas conversaciones "culturales", basadas en los grandes pensadores y pensadoras de la prensa rosa. 
No existe café, aperitivo o encuentro casual en el que este grupo de chismosas no traten los temas de gran interés que en estos momentos de crisis mundial nos persiguen y acorralan. Princesas del pueblo, toreros kamikazes o intercambio de parejas, son sus conversaciones principales.

Pero es la Gran Cotilla Real, la que a mí me tiene más cautivado. De apariencia similar a la común, es sin embargo, muy diferente en su modo de actuar. Sigilosa, extremadamente silenciosa, de visión excelente, finísimo oído, se mimetiza a la perfección con su entorno y sólo asoma la cabeza al menor ruido sospechoso.

El motor de un coche que se acerca, las pisadas de cualquiera que se aproxime a sus dominios o simplemente la cerradura de una puerta que se abre, son la excusa perfecta para poner en marcha su perfecto mecanismo de observación.

Normalmente actúa asomando la cabeza en cualquier esquina, depositando su basura innumerables veces durante el día, realizando su compra diaria en varias veces con la excusa del olvido de un producto, o simplemente escuchando tras la puerta.

Comete errores que la delatan. Un inoportuno estornudo o esa tos incontrolable que hace sospechar a sus víctimas de que están siendo observadas.

No es muy habladora, pero practica con maestría un barrido perimetral similar al periscopio de un submarino y detecta con una simple mirada cualquier detalle pasado por alto en la vestimenta o compañía de su víctima.

Si la encuentras por la calle, eres su vecino o simplemente percibes que unos ojos te vigilan o una respiración te escucha, no lo dudes; ya eres víctima de un gran depredador natural.

martes, 6 de septiembre de 2011

El cambista

Cambiaría soles de asfalto
por lluvias de montaña.


Mil ojos que me miren
por una tierna mirada.


Dos falsos besos
por un sincero abrazo.


La carcajada sin sentido
por la sonrisa de un niño.


Cien palmadas en la espalda
por la mano del amigo.


Músicas celestiales
por un susurro al oído.


Un nudo en la garganta
por uno marinero.


Un triste adiós 
por un echar de menos.


Cambiaría, cambiaría...
Mil cosas cambiaría.


Pero nunca, nunca
al que esto lea.

domingo, 4 de septiembre de 2011

¡ Pero qué ha hecho Zarco !

¿Pero qué has hecho Zarco? Inconcebible, estúpido, de patio de colegio, para darse de cabezazos contra la pared. No recuerdo una gilipollez igual, imperdonable, de auténtico memo, me faltan epítetos.

Tranquilos, que todavía no me he vuelto loco, no me ha dado tanto el sol en la cabeza, ni me quiero tan mal como para abofetearme a mí mismo.

En este caso, no soy yo, sino un piloto del mundial de motociclismo al que sigo con interés aunque sólo sea porque lleva mi mismo apellido.

Dicen que de los errores también se aprende y eso espero de este francés por el que tenía ilusión de que llevara nuestro apellido a lo más alto de un podium que a los seguidores como yo de este mundillo de las motos, nos hacía ilusión.

Es en estos momentos en los que debo animar a este piloto, aunque me pierde el hervor de la sangre.

Ánimo Johann, que algún día tu apellido y tu himno, sonarán en lo más alto. Y por favor, nunca mires atrás…


NOTA: os dejo este enlace de un vídeo resumen que en un principio no es el que publiqué, pero parece ser que el original, ha sido prohibido en YouTube por Copyright de la empresa Dorna. Disculpas.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/motogp/zarco-no-puede-terol/1189031/

viernes, 2 de septiembre de 2011

Cultura sin horarios

UN BORRACHO ES DETENIDO POR UN POLICIA A LAS TRES DE LA MAÑANA. EL POLICIA LE PREGUNTA:

- ¿A DONDE VA USTED ?...

EL BORRACHO LE RESPONDE:

- VOY A UNA CONFERENCIA SOBRE EL ABUSO DEL ALCOHOL Y SUS EFECTOS LETALES EN EL ORGANISMO, EL MAL EJEMPLO PARA LOS HIJOS Y LAS CONSECUENCIAS NEFASTAS PARA LA FAMILIA; EL PROBLEMA QUE CAUSA EN LA ECONOMIA FAMILIAR Y LA IRRESPONSABILIDAD ABSOLUTA...

EL POLICIA LO MIRA INCRÉDULO Y LE DICE:

- ¡EN SERIO?, Y ¿QUIÉN VA A DAR ESA CONFERENCIA A ESTAS HORAS?...

- ¿Y QUIÉN VA A SER?... ¡¡¡LA CABRONA DE MI MUJER ...CUANDO LLEGUE CASA !!!


FELIZ FIN DE SEMANA A TOD@S.

miércoles, 31 de agosto de 2011

Mundos contrapuestos

Normalmente, cuando viajo en transporte público, intento aislarme de mi entorno bien leyendo algún libro, o bien escuchando música.

Pero ayer ni llevaba un libro, ni música que llevarme al oído.

Y me arrepentí, porque desgraciadamente y sin poder evitarlo, tuve que escuchar una conversación telefónica entre una abuela de mediana edad y su nieto.

Aunque uno no es dado a escuchar conversaciones ajenas y me importa un bledo lo que en ellas se diga, ésta no tuve más remedio que escucharla por el afán y empeño que esta señora ponía para que así fuera.

Nos brindó un repertorio completo de carantoñas, gestos, gritos, sonidos, etc. en una conversación telefónica muy amena que duró más de veinticinco minutos y que mantenía con su nieto de “cuatro meses”.

Y mientras que muchos incluso reían las gracias que a través del móvil esta buena señora hacía a su nieto de “cuatro meses” yo pensé que seguramente en algún lugar del mundo, un bebé de su misma edad estaría muriendo de hambre.

A veces creo que mi conciencia debería tomarse unos días de vacaciones.




viernes, 26 de agosto de 2011

Gestos inequívocos

Para los que no entienden el idioma francés:


El muchacho se despide de los padres y cuando va a arrancar el bus, la profesora les pregunta si llevan dinero para alquilar los esquís y demás equipo.


El resto, se entiende en cualquier idioma. ¡Hasta en arameo!.






¡ FELIZ FIN DE SEMANA A TOD@S !




martes, 23 de agosto de 2011

Una simple mochila


Agotado físicamente, cuelgo por última vez una simple mochila y una acreditación que un día me entregaron.

Sólo es una simple mochila sin mucho valor que en un principio contenía una camiseta, un abanico, un crucifijo, un gorro, una cerveza sin alcohol, un evangelio y unos planos de transporte público en Madrid.

Pero esa mochila hoy está repleta de mucho más.

Cuando hace poco más de un mes mi mujer y yo decidimos inscribirnos como voluntarios para la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud, jamás pensé que hoy podría sentirme con la felicidad que en estos momentos siento.

Mi única intención era la de participar como uno más en labores de ayuda informativa o ayuda personal a minusválidos de los miles de peregrinos que se esperaban para este evento. Pero por aquello de que ya tenemos cierta edad, se nos encomendó la misión de ser responsables de acogida en dos colegios públicos de Getafe.

Mi mujer se responsabilizaría de todo aquello que necesitaran unos cien jóvenes peregrinos de Islas Galápagos y Ecuador y en mi caso de cerca de doscientos peregrinos venidos desde Italia.

Debo confesar, que en un principio, esto en cierto modo me asustó. Y aún más al percibir la desorganización y cierto caos logístico para un evento de estas dimensiones. Pero me tranquilicé cuando alguien nos dijo que los españoles somos muy desorganizados, pero que al final todo resultaría un éxito, porque en buena voluntad pocos nos ganan. Y así ha sido.

Han sido días muy duros. Días de dormir y comer poco y mal. Días en los que hemos tenido que soportar estoicamente las burlas, insultos y provocaciones de personas con las que al fin y al cabo sólo me diferencio en una cosa. Que yo les tengo el respeto a ellas que sin embargo ellas no tienen hacia mí.

Ver la cara de un joven italiano mientras se pregunta y me pregunta por qué ha sido abucheado, insultado e incluso escupido por esos “pacíficos” chicos y chicas del movimiento 15M, me hacía sentir mal, con vergüenza ajena y muy dolido por la actitud de lo que yo pensaba hasta ahora que era un movimiento necesario entre la juventud española.

Pero no quiero malgastar más mi tiempo hablando de esas personas, e incluso debo agradecerles que con su actitud sólo hayan conseguido que nuestra motivación fuera aún mayor si cabe.

Podría contar muchas anécdotas, pero sería tan extenso, que llegaría a aburrir a todo aquel que leyera esto.

De esa simple mochila, voy sacando recuerdos y vivencias que me han marcado y que han hecho sentirme en unos días, mejor persona.

Hoy recuerdo a ese joven australiano con Síndrome de Down que nos llenó de besos por un simple banderín de España que le regalamos.

Al joven Marco de Islas Galápagos que en un gesto impagable colgó del cuello de mi mujer su joya más preciada. Un crucifijo que le regalaron tras superar duras pruebas que le apartaron del mal camino que llevaba.

Y recuerdo y añoro a Amelie y Elise, dos chicas francesas que han convivido con nosotros en casa y que la llenaron de simpatía, cariño, educación y amistad que seguramente perdurará siempre en nosotros y aún más en nuestras hijas.

Recuerdo el abrazo sincero de despedida de Mateo, un italiano por el que desde un principio sentí un especial aprecio.

Cómo olvidarme de la noche en la que convivimos casi dos millones de personas bajo un intenso aguacero y viento y el silencio casi sepulcral en la celebración de la misa con el Papa.

O de ese grupo de Nueva Caledonia que hizo las delicias con sus cánticos y bailes de todo aquel que paseara por el Paseo del Prado.

O de aquellos otros que hacían de un viaje en un tren de cercanías, una verdadera delicia.

Tampoco podría olvidarme de la cara de la mujer aborigen más hermosa que yo he visto en mi vida.

De ver las calles de mi triste ciudad repletas de grupos de jóvenes de todos los continentes que las recorrían portando orgullosos sus banderas.

Y tantas y tantas cosas…,

Así que llegados a este punto, debo acabar con agradecimientos.

Gracias en primer lugar a mi mujer y mis hijas, por el esfuerzo, el tesón, sus ánimos, sus noches junto a mí para velar por el bien y la seguridad de nuestros peregrinos y por el cariño con el que los han tratado.

Gracias a los que formaron junto a nosotros un grupo unido. Lucía, Maite, Ricardo, Gabriel, Enrique, Eduardo, Sonia, Cristina, Adrián… y en especial a un grandullón de nombre Arturo que tiene un corazón, un coraje y una voluntad tan grandes como él y que si tenemos suerte, será un gran sacerdote. Un abrazo de oso para ti amigo.

A todos aquellos que sin ser voluntarios oficiales, siempre nos ayudaron ofreciéndonos sus coches para trasladar a enfermos o lesionados, o simplemente para acercarnos una taza de café.

A la Sra. Luisa, viejecita dueña de un pequeño bar, cuyas lágrimas y sus dos besos me conmovieron a la hora de la despedida.

Gracias también a todos esos madrileños que bajo un sofocante calor lanzaban agua desde sus casas para aliviar en lo posible las penurias de cientos de miles de personas que a paso muy lento, marchábamos hacia Cuatro Vientos.

Al Padre Patricio por su bondad y sabias palabras; al joven Lenín por su sonrisa permanente, a Valeria, Alexia, Antonio, Gianluca, Francesco, Sabino, Leonardo, Ricarda, Alfonso, Marco, etc.

Gracias a esas personas a las que no conozco y que en un detalle que les honra, al ver mi camiseta de voluntario se acercaban a mí para darme ánimos.

Y principalmente, quiero dar las gracias a esos miles y miles de peregrinos venidos de todas las partes del mundo que con su visita, han hecho que hoy luzca y porte con muchísimo orgullo un crucifijo que ya forma parte de mí. Mi deseo de que todos regresen felizmente a sus casas y recuerden estos días con la felicidad que hoy yo siento. Gracias a todos, por abrirme los ojos y demostrarme que los valores que yo pensaba que se habían perdido en la juventud del mundo, aún siguen ahí.

A alguien escuché decir al inicio de esta aventura, que seguramente serían pequeñas historias que formarían una gran historia. No se equivocó.

Ha sido una gran historia que cabe en una simple mochila.