"Una pluma, pesa; el amor por inmenso que sea, no" (Pedro Rivera García)

miércoles, 13 de octubre de 2010

Treinta y tres


En este mundo tan convulso, las buenas noticias abundan por su ausencia. Por eso hoy, me siento feliz por desayunar viendo como la madre tierra, está pariendo a treinta y tres hombres concebidos el cinco de agosto y que poco a poco ya están viendo la luz. Hoy es un día para recordar. Un día en el que toda la humanidad debemos felicitarnos y hermanarnos con el pueblo chileno, porque treinta y tres de sus hijos volvieron a la vida.

Mi cariño, mi abrazo y mis mejores deseos para estos mineros, sus familiares y todos aquellos que durante sesenta y nueve días han vivido con el sufrimiento, la incertidumbre, esperanza y ahora la alegría de ver rescatados a estos hombres.


15 comentarios:

Paco Sales dijo...

Una gran alegría ver como se rescatan a estos valientes de las profundidades de la tierra, un abrazo para todos ellos, un saludo

Luismi dijo...

Creo que hoy nos podemos felicitar todos.

Un abrazo

Ella dijo...

33 La emoción que me invadió a mi no la puedo definir... Sinceramente >_< Confieso que se me escapan las lagrimas al ver como salen ellos de allí...! >_<

luismi dijo...

Es un sentimiento compartido por muchos.

Un saludo

Taty Cascada dijo...

Luismi:
Tengo ojeras, he dormido muy poco, yo y la gran mayoría de mis compatriotas nos hemos amanecido esperando el rescate de mis hermanos...La tierra está pariendo y sus hijos salen airosos y orgullosos...
Un abrazo amigo.

luismi dijo...

¡Cómo me alegro Taty que el rescate esté siendo todo un éxito! Un fuerte abrazo a todo el pueblo chileno.

Besos amiga.

Susurros de Pensamientos dijo...

Es una noticia maravillosa , he visto en los medios de comunicación esos abrazos después de una larga espera , esos reencuentros entre familiares que lucharon por conseguir tan feliz desenlance.Han demostrado fuerza , coraje , valentía.Les mando un fuerte abrazo.

Besos, vicky.

luismi dijo...

Ahora mismo, son unos héroes y creo que han nacido a una nueva vida. Espero que esta hermosa historia, no la conviertan los medios de comunicación en otro engendro para conseguir audiencias y que estos mineros sigan siendo ellos mismos.

Un beso

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hola luismi! Mi comunidad desde que supimos esa desgracia hemos orado por ellos, tenemos una comunidad en Copiapó y estamos muy hermanadas con el pueblo chileno.
Gracias por darnos tú también la notici de esa gran proeza.
Con ternura
sor.Cecilia

Estrella Altair dijo...

Emocionante Luismi..

de todas todas... son heroes, que han confiado y han tenido fé y esperanza... que a veces sabemos que se pierden con facilidad..y ellos han sabido tenerla..

y su pueblo patriotismo.

Besos muchos...mineros

Luismi dijo...

Mi querida Sor Cecilia, las oraciones de muchos obraron este pequeño milagro y creo que este suceso ha podido abrir muchas conciencias. Gracias por esa fuerza moral que ofrecéis a la gente.

Un fuerte abrazo

Luismi dijo...

Amiga Estrella, hablas de fe, esperanza y patriotismo. ¿No crees que es justamente lo que falta ahora en nuestra querida España?

Besos embadurnados de carbón aunque sea del dulce.

FAYNA dijo...

Me sumo a tus palabras Luismi, lo de estos mimeros es una verdadera odisea, y lo mejor de todo, con final feliz.
Es para festejar al unísono.

Maria Rosa dijo...

Aunque con un poco de retraso, me uno querido amigo, a tus buenos deseos para estos grandes hombres y sus famílias, que han sabido sufrir con silencio y dignidad, a pesar de sus especiales circunstáncias de incognitas que les ha dado su destino.
Si alguién dudaba de Chile, nos han dado una lección a todo el mundo.
Yo me quedé a media noche a esperar ver los primeros en salir y las emociones me embargaron como casi todas las personas sensibles.
Hermoso homenaje el tuyo.

luismi dijo...

Querida amiga. El sentimiento creo que es común entre toda la gente de bien. Realmente, creo como tú que el pueblo chileno nos ha dado una gran lección a todos.

Un beso