"Una pluma, pesa; el amor por inmenso que sea, no" (Pedro Rivera García)

"Quisiera saber llorar como un niño para sentirme mejor hombre"

jueves, 22 de julio de 2010

Estío y hastío

Quemazón en las suelas, calor asfixiante, humo en los pulmones. Mala época para los que como yo disfrutamos más de las nubes en el cielo que de un sol abrasador.

La rutina se engrandece, la pluma se adormece y los pensamientos se abotargan.

Nada en el horizonte para perder la vista y perderse en ensoñaciones. Ni un mar en calma, ni el fluir de un río, ni el canto de un ave. Nada.

La luna existe, pero se esconde de mí. Entre bloques de hormigón, poco que contemplar.

Pieles bronceadas en largas jornadas de tediosos baños piscineros. Sin una caricia marina, sin un aire de montaña, sin el roce de la hierba en el campo. Es todo artificial.

Odio este estío, odio este hastío, odio esta ciudad.


17 comentarios:

Suso dijo...

Así es la relación con la ciudad... odio... y otras veces amanece tan radiante... amor...
hoy te comprendo, pero mañana igual es diferente.
Un fuerte abrazo

luismi dijo...

Puede que así sea amigo, pero ultimamente me supera. Ya vendrán mejores días supongo.

Un fuerte abrazo

Estrella Altair dijo...

Luismi....

luismi...

luismi..

¿que te estas perdiendo????

siente la ciudad...

haré un post para ti nada mas venir lo tengo en mente..

para que respires la ciudad por los poros...y sientas.. todo lo que nos puede ofertar..

.. busca tu oasis..

primero secreto

y luego lo compartes..

Me marcho a la vuelta hablamos.

Besos amigos y gracias por haber estado

Mónica PG dijo...

Vaya, me duele sentir tu hastío. Para los que no soportáis el extenuante calor, es, curiosamente, mala época para fundirse los días. Yo aprovecho para recargar el termómetro que en el crudo invierno baja a límites insospechados :)
Espero que pronto puedas realizar una escapadita que te permita disfrutar de los días de verano con una sonrisa!

Besitos refrescantes!

luismi dijo...

¡Ay Estrella! Te puedo asegurar que siento esta ciudad. Pero lo que siento es vivir en ella. Una ciudad que desde hace muchos años, no evoluciona. Donde hasta los niños tienen prohibido acudir a una biblioteca pública un sábado en compañia de sus padres para practicar el sano deporte de la lectura.
Donde las esculturas colocadas en rotondas, son alegatos al absurdo. Donde el deporte no interesa si exceptuamos el Getafe C.F. al que el Ayuntamiento aún siendo éste club una S.A., le premia todos los años con más de 3 millones de euros sacados de los grandes impuestos con que nos ahogan, mientras los niños no pueden practicar atletismo en unas condiciones mínimas o circular por un carril bici, porque simplemente no existe.
Una ciudad sucia, con un pequeño dictador por alcalde al que las quejas vecinales le dan lo mismo, a sabiendas de que esta ciudad por su idiosincrasia, siempre le votará antes de ver llegar un alcalde de una ideología más conservadora.
Esa es mi ciudad.

Gracias por querer dedicarme un post. Intentaré buscar ese oasis, pero creo que tendrá que ser en otra ciudad. No en esta.

Un gran beso amiga.

luismi dijo...

Mi querida Mónica: haces bien en aprovechar este sol justiciero y recargar pilas para el resto del año. Como ya te comenté, no sé si este año haremos alguna escapadita, aunque está la cosa difícil. De todos modos, siempre me quedará el consuelo de una refrescante jarra de cerveza bien fría, escuchando buena música en compañía de los míos. Disfruta todo lo que puedas.

Un besazo

Miguel Vivas dijo...

Imagina amigo mío qué supone criarse en altamar y convivir entre bellotas con los cuarenta grados nuestros de cada día... Tranquilo, algún día seré millonario y vendré a salvarte. Un abrazo Luismi!

luismi dijo...

Visto así Miguel, todavía debo dar gracias. Yo al fin y al cabo, más o menos siempre ha sido así. Pero pasar de tierras gaditanas a Badajoz, sí que debe de ser duro, con todo el cariño para mis amigos extremeños que como lean tu comentario te van a coser a bellotazos, jeje.
Si algún día eres millonario, te esperaré sentado en uno de esos miles de bancos que ya conoces.

Un abrazo amigo.

Mónica PG dijo...

Esto.....eh...MIGUEL! Que aunque yo esté acostumbrada a los calores pacenses.... no te olvides de mí si te sobra algún sitio en el jet privado, que yo creo que fui sirena en otra vida porque lo mío es estar cerquita de la playa, jaja.

luismi dijo...

¿Jet privado? Yo si viene en una furgoneta nueva, ya me conformo, jeje.

DIEGO dijo...

Es buen momento para dar una oportunidad a la ciudad. Para los amores veraniegos, sin compromisos ni ataduras... Todo no es tan gris! jejej...

luismi dijo...

Otra oportunidad a la ciudad, es posible. En cuanto a los amores veraniegos, dice mi mujer que mejor no, jeje.

Un abrazo Diego.

Vicky dijo...

Pues no se que decirte Luismi, yo estoy en la costa , el calor sofocante y los lugares invadidos de transeúntes por todas partes.¿Es lo que tiene el verano , no ? Aunque la ciudad la tengo a 5 minutos...creo que te comprendo amigo.
Si encontráis el oasis me avisáis!

Un Beso , Vicky.

Taty Cascada dijo...

Amigo, tú asfixiado de calor y yo congelada...¿Qué pasa con éste planeta?, estaba acostumbrada a inviernos benignos y ahora estamos sufriendo una onda polar que nos tiene como trozos de hielo...
Luismi, si la ciudad te está cansando tanto, no es posible que puedas cambiar de lugar de residencia?, cuando no nos sentimos a gusto en un lugar, son necesarios los cambios, porque el alma va en directa relación con el cuerpo.
Un abrazo amigo.

luismi dijo...

Difícil encontrar un oasis Vicky. Quizás un oasis lo vi ayer en televisión con un señor viviendo en Bulnes y teniendo que llegar en funicular en el corazón de Asturias; pero pocos son los privilegiados que pueden hacer eso. Seguiremos buscando.

Un beso

Efectivamente, algo pasa en este planeta amiga Taty. Hasta en Rusia están teniendo temperaturas superiores a los 30º. En cuanto a lo de cambiarme de ciudad, difícil lo tengo por motivos laborales y sobre todo económicos. Si algún día pudiera, no dudes que salgo corriendo de aquí.

Un beso amiga y abrígate.

Maria Rosa dijo...

Querido amigo, creo que tu cuerpo y tu mente llama a gritos unas merecidisimas vacaciones.
Yo no me muevo ni vivo entre bloques de hormigon, sinó entre viñas y la montaña muy cerca y el mar a 7' con lo cualo soy una oruivuileguiada, pero entiendo la necesidad de la gente que vive en la ciudad. Esa necesidad de respirar a pulmón abierto y llenarse de aire purto, aunque elo suponga luego, largas colas en la carretera.
Espaparse es necesario para despejar el horizonte y rendir mas y mejor en el dia a dia.
Te mando un abrazo y el mejor de los ánimos.

luismi dijo...

Mi querida amiga: muchas gracias por tus ánimos. Realmente, eres una privilegiada por vivir donde vives. Intentaré llevar lo mejor posible estos días hasta poder descansar en el pueblo de siempre, también con viñedos cerca.

Un fuerte abrazo.