"Una pluma, pesa; el amor por inmenso que sea, no" (Pedro Rivera García)

"Quisiera saber llorar como un niño para sentirme mejor hombre"

martes, 29 de junio de 2010

Error de infancia

Muchos son los errores que el ser humano comete a lo largo de su vida. Nadie es perfecto y yo, mucho menos. Desde la más tierna infancia, el entorno social, los amiguetes o en definitiva la vida misma, nos impiden pensar las cosas con la objetividad que el paso de los años y la experiencia, nos infunden.

Yo no iba a ser una excepción y hoy al revisar unas viejas fotografías, se me encogió el alma al encontrarme sin previo aviso, delante de un niño de mirada tranquila, pose gallarda y en actitud casi profesional en su afición.

En mi niñez, la paciencia no era precisamente una de mis virtudes y precisamente, por no atender los siempre sabios consejos de mis padres y debido a las cincunstancias, las prisas y la imposibilidad momentánea de conseguir lo que realmente quería, cometí un grave error.

Un error imperdonable del que pocos, muy pocos, tenían conocimiento, hasta hoy. Pero ya que me decidí por abrir mis sentimientos y compartirlos con el mundo y en especial con mis amigos y lectores más asiduos, he pensado que aún dentro de una cierta timidez a la hora de mostrar esta imagen, debía hacerlo para ser fiel conmigo mismo.

Imagino que con ello, provocaré reacciones encontradas. Incredulidad, sorpresa, shock traumático o algarabía, por no llamarle descojone general.

Es un riesgo que debo correr, pero del que no me arrepiento, porque como siempre se ha dicho, "rectificar es de sabios".







"Un saludo muy cordial a mis amigos atléticos, que los tengo, y muy buenos"

viernes, 25 de junio de 2010

Igualdad

"Una prohibición general del burka, sólo supondría añadir más penalización a las mujeres que lo visten y que ya son víctimas" Bibiana Aido.-Ministra de Igualdad.

Después de esta última ocurrencia de la Ministra, no tengo más remedio que adherirme a una pregunta que está circulando por la red.

Sra. Ministra:

Según Vd., tenemos que encauzar nuestros deseos hacia una igualdad plena entre mujeres y hombres. Nos dice Vd. que tenemos que eliminar de nuestra forma de hablar el género discriminatorio y machista, por lo que no deberemos decir Ministro, sino Ministra si es una mujer quien desempeña ese cargo. Ya en su día tuvimos que aceptar lo de "miembros y miembras" como animal de compañía.

Entonces, si un Ministro es un cargo público,

¿ Vd. como Ministra es una CARGA PÚBLICA ?

Feliz fin de semana a todos y todas.

martes, 22 de junio de 2010

Arrebatadora

Me hierve la sangre; tardía la primavera, siento en el comienzo del verano sus devastadores efectos.

La sensualidad me envuelve como manto de abrazadoras formas.

¿Podré resistirme? Una quimera.

¿Caeré rendido? Una certeza.

Te observo y hasta el paladar se vuelve torrente de pasiones. Miro tu torso desnudo y quisiera ser sastre de tu piel para hacerte un vestido con el roce de mi lengua hasta el contorno de tu cintura.

Y sueño con desnudarte sin mesura y acariciar la redondez de tus caderas y arrancarte esa falda de mil tablas en un loco frenesí.

Y bañarme contigo y en tí. Y aspirar tu olor a niñez perdida.

Hoy serás mía y que nadie me detenga; ni siquiera tú, mi hermosa, arrebatadora y siempre dulce magdalena.

domingo, 20 de junio de 2010

Mission Impossible

Lo que hacen algunos para conseguir comida...

miércoles, 16 de junio de 2010

Rodando, rodando

Inmersos como estamos en la vorágine de un mundial de fútbol, los sentimientos se desatan, las desgracias se contraen, los bares rezuman olor a sabios críticos. Son momentos de esplendor intelectual. Todos entendemos de alineaciones, todos creamos estrategias, todos corremos por la banda y todos al unísono gritamos y cantamos un gol de nuestro equipo. Nada nos une más como un partido de la selección española.

Se acabaron por un tiempo muchas vergüenzas, se acabaron los miedos, se acabó el qué dirán si me ven por la calle con los colores de nuestra bandera o la colgamos en nuestra terraza. Todo se perdona, todo se comprende, todo se admite cuando juega nuestra selección.
Desempolvamos símbolos, camisetas, bufandas y toda clase de parafernalia futbolera.
Durante unos días, dejamos de ser madrileños, vascos, catalanes, andaluces, extremeños e incluso turolenses, que también existen. Son momentos de ser y sentir que somos españoles, porque nacimos en un país llamado España.

Fuera política, fuera nacionalismos baratos y sin sentido. Se trata de un juego, de un deporte, de una ilusión infantil, de un maquillaje temporal a nuestra delicada situación actual. Un poco de aire fresco y dispersor de malas rachas, de penurias económicas, de sinsabores. Un balón rodando, rodando hacia una portería.

Si entra, algarabía. Si no lo hace, decepción y vuelta a la rutina.

Llegó el momento del debut, del estreno oficial en Sudáfrica de estos muchachos en los que tanta gente confiamos y que abrazados bajo un himno, tienen en sus manos la confianza de todo un pueblo. Tenemos la mejor oportunidad de nuestra historia futbolera, para demostrar al mundo que somos los mejores.

¡VAMOS ESPAÑA!
SUIZA 1 - 0 ESPAÑA (¡PUES SÍ QUE EMPEZAMOS BIEN!)

lunes, 14 de junio de 2010

Terapia de grupo

Cuando las personas nos encontramos en un estado de inquietud, decaimiento, soberano enfado o simplemente perdemos en cierto modo la alegría, existen métodos o remedios que siempre nos pueden surtir efecto. Uno de estos métodos es el que denominan "Terapia de grupo".

Por eso me pregunté, ¿Qué mejor "terapia" para mí que la música y qué mejor "grupo" para animarme que El Desván del Duende? Así que el pasado viernes, con el ánimo subido, el depósito lleno y un sentimiento entrañable por el reencuentro con amigos, nos trasladamos a tierras manchegas, nuestra tierra, para volver a disfrutar de un concierto en Alcázar de San Juan que de antemano ya sabíamos que no nos iba a defraudar. Y así fue. La entrega de esta gente, su música y su simpatía a raudales, marca de la casa, volvieron a dejar santo y seña en una sala a la que le faltó la esencia de la multitud.

Malos tiempos corren para la cultura en todas sus expresiones. La juventud, por desgracia y en una amplia mayoría, entienden más de la cultura del botellón que de la Cultura con mayúscula y esto se está dejando notar en espectáculos como éste y en lugares en los que aún no se les ha dado la publicidad necesaria.

Pero es en esos momentos, en los que un grupo demuestra su profesionalidad, y ante un número reducido de personas, nos enseñan que el arte no entiende de números ni estadísticas.

Pocos fuimos los presentes, pero grandes los elogios que al finalizar el concierto, se escucharon en la sala. A estos músicos, a estos amigos, sólo puedo decirles que como siempre, fue un placer escucharles y que aunque suene arcaico pueden estar satisfechos porque superaron con creces aquello de "el deber cumplido".

Dejo aquí dos pequeñas muestras de todo lo que digo. Perdón porque el vídeo y el sonido no son los mejores, por no hablar de esos focos asesinos. Creo que os gustará.






martes, 8 de junio de 2010

Resignación

Resignado estoy, resignado me encuentro. Terrible sensación de abatimiento. No encuentro una solución, un ápice de esperanza. La situación se torna difícil si es que alguna vez fue fácil.

Es un estado en cierto modo letárgico. Sin euforia por los logros conseguidos y sin la tristeza y decaimiento que los malos momentos nos regala.

Lo que realmente me preocupa, es que en mí comienza a aflorar una sensación de la que siempre he intentado mantenerme alejado. Una sensación de rabia contenida, de perplejidad ante los acontecimientos, de ver y no creer; en definitiva, de asco.

Asco ante la injusticia de ciertas decisiones. Asco por su transcendencia y aún más asco por aquellos por quién fueron dictadas.

¿Solidaridad? ¿Patriotismo? ¿Arrimar el hombro?

¿Quiénes sois vosotros los políticos para en el nombre de España, pedirnos que seamos patriotas y solidarios?

Vosotros que vivís en la opulencia; que nunca supísteis lo que es doblar el espinazo, que usáis la retórica para convencer al ignorante; que habláis de macroeconomía sin ni tan siquiera saber acentuarla; que sin estudios superiores en muchos casos, alcanzáis las más altas cotas y los más bajos resultados. Vosotros que habéis gastado un millón de euros para que dos andaluces puedan entenderse en el Senado. Vosotros que creáis Ministerios por doquier totalmente absurdos e ineficaces; que necesitáis de cientos de asesores, comisiones y subcomisiones, secretarios y subsecretarios y un sinfín de altos cargos muy bien remunerados. Vosotros que en un despilfarro como no se ha visto nunca y con el único propósito de mantenerlos callados, llenáis a rebosar con cientos de millones de euros de los presupuestos generales las arcas de unos sindicatos más preocupados de su lucro personal que de la defensa de los trabajadores.
Vosotros que con sólo siete años de vuestro "trabajo" ya tenéis derecho a percibir la más alta de las pensiones. Vosotros que sólo votáis unánimemente en el Congreso vuestras propias y grandes subidas salariales.

¿Vosotros me pedís a mí que sea solidario y patriota y me obligáis a serlo con un Real Decreto vergonzoso y vergonzante aprobado por un solo voto?

¿Vosotros tenéis la desfachatez de decirme que por mi bien y el de los españoles debéis bajarme mi ínfimo sueldo, subirme los impuestos y esperar que aumente mi consumo?

Si os queda algo de vergüenza, mirad a la cara de un pensionista que malvive con su pensión después de toda una vida de duro trabajo y decidle claramente y sin tapujos que le vais a congelar su pensión por su bien.

Y decidle también a las mujeres embarazadas o con pensamientos de estarlo, que el Estado no les dará ningún tipo de subvención por tener un hijo y que se lo piensen dos veces antes de tenerlo porque no van a recibir ninguna ayuda.

Explicadles a todos también por qué a los bancos, (grandes causantes entre otros de esta crisis económica), no les aplicáis las mismas restricciones, control y sanciones que al ciudadano de a pie.

¿Y luego nos gastamos el dinero en embajadas en el extranjero de un país que no lo es, en memorias históricas que lo único que han hecho ha sido remover una parte de nuestra historia que los españoles, no sin esfuerzo, hemos intentado olvidar, o en manuales costosísimos para explicarnos con todo lujo de detalles lo que es el clítoris femenino o las gónadas masculinas?

¿Y vosotros os llamáis gobernantes? De la sinrazón, es posible.

Un país sin educación, un país sin cultura, un país más pendiente del cotilleo entre personajes televisivos de muy dudosa intelectualidad, acabará siendo si no lo es ya, un país de borregos y en el hazmereir de medio mundo.

Podéis bajar mi sueldo, podéis cerrar este blog, podéis hacerme la vida imposible, incluso puede que con mis palabras se me tache de lo que no soy y pierda algún amigo en el camino, pero lo que no estoy dispuesto jamás, es a perder mi orgullo y mi dignidad y como soy y me considero patriota y me duele la situación actual del país que me vio nacer, miraré al cielo y pedíré que los tiempos cambien; que nos traigan nuevos aires democráticos y barran de España al peor gobierno, la peor oposición y los peores sindicatos de toda su historia.

domingo, 6 de junio de 2010

Leyenda

Hoy, como otros muchos domingos, cerveza en mano y aperitivo para acompañar, me situé frente al televisor para presenciar una nueva carrera del mundial de Moto GP. Pero hoy no era un día más esperando emociones de una gran carrera, adelantamientos imposibles, derrapajes increibles o pique entre pilotos. Hoy me sentí en cierto modo, huérfano de emociones.

El motivo, muy simple. Cuando el mejor piloto de la historia y al que sigo desde hace ya muchos años, no está subido en una moto con el número 46 por culpa de una caída que le mantendrá apartado de las pistas durante varios meses, la emoción disminuye, la tensión se relaja. Es como ver un partido de fútbol en el que no juega mi equipo favorito.

El gran Valentino Rossi, tuvo que ver la carrera desde el hospital en el que fue operado de una fractura de tibia y peroné. La lesión más grave de su historia y además ante sus tiffosis italianos de Mugello. Emocionante fue escuchar el mensaje que desde el hospital envió a todos los aficionados que se encontraban en el circuito.

Pero si tengo que quedarme con algo de lo ocurrido hoy en ese circuito, no tengo más que descubrirme ante el detalle de caballerosidad, reconocimiento y demostración de señorío de un gran piloto (seguramente el sucesor del propio Rossi). Me refiero a Jorge Lorenzo.

Debo confesar que nunca he sido gran admirador de este piloto, aunque sea español. Pero hoy, ha demostrado una grandeza enorme cuando en la parrilla de salida y a pesar de los comentarios que siempre se han hecho de sus malas relaciones con Rossi, mostraba ante la cámara un cartel que decía:

"VALE, TODOS PUEDEN SENTIR DOLOR, PERO NO TODOS PUEDEN SER UNA LEYENDA"

Gran gesto, que continuó cuando al acabar la carrera y al subirse al podio como segundo clasificado, lo hizo con una camiseta del merchandising de Valentino.


Por todo ello, en primer lugar y como verdadero fan de una leyenda, desde este rinconcito le deseo a Valentino Rossi que pronto lo volvamos a ver cabalgando su Yamaha y al "señor" Jorge Lorenzo, mi admiración y mi deseo de que en ausencia de Il Dottore, llegue a ser campeón del mundo.

viernes, 4 de junio de 2010

Historia sexual del hombre

Como la inspiración con estos calores se ha tomado una temporadita de vacaciones, intentaré provocar una sonrisa con algún que otro material que ciertos amigos me hacen llegar. Éste en concreto, creo que refleja bastante fielmente lo que es la historia sexual del hombre. Tomémoslo con humor y también con resignación.

HISTORIA SEXUAL DEL HOMBRE

De los 10 a los 15 años, es MONO :
Va pelando el plátano.

De los 16 a los 20 años, es JIRAFA:
Se come las florecitas.

De los 21 a los 30 años, es BUITRE:
Se come todo lo que encuentra.

De los 31 a los 40 años, es ÁGUILA:
Escoge lo que se va a comer.

De los 41 a los 50 años, es PAPAGAYO:
Habla más de lo que come.

De los 51 a los 60 años, es LOBO:
Persigue a la Caperucita Roja, pero se come a la abuela.

De los 61 a los 70 años, es CIGARRA: Canta, canta, canta y no come.

De los 71 a los 80 años, es CÓNDOR:
Con-dolor aquí, con-dolor allá.

De los 81 en adelante, es PALOMA:

Sólo CAGA

¡ Buen fin de semana a tod@s!

miércoles, 2 de junio de 2010

Sistema operativo

Las tecnologías avanzan a un ritmo tan rápido, que cuando creemos que empezamos a dominar este mundillo, aparecen nuevas ideas, nuevas aplicaciones y programas más desarrollados que muchas veces aún siendo herramientas cuya finalidad es facilitarnos el trabajo, resultan tan engorrosas y difíciles de digerir, que optamos por continuar con nuestro habitual modo de realizar nuestras tareas, aunque con ello podamos quedar anticuados.

¿Cuántas veces hemos oído aquello de "reinicie el equipo"? Increible solución a muchos problemas. Ojalá la avería en un coche se solucionara simplemente con apagar y volver a encender el motor. Pero no es así.

Como los caminos de los bites son insondables, nos conformamos simplemente con hacer un click y tarde más o tarde menos, que aparezca lo que queremos, que se imprima un documento o que quede grabado nuestro esfuerzo en aquello que llaman disco duro.

Hoy la gran mayoría de los que usamos estas tecnologías más o menos, nos vamos adaptando a los cambios y nuevas aplicaciones que la informática y las redes sociales nos proporcionan; pero ¿os habéis parado a pensar cómo lo tuvieron que pasar nuestros antepasados con ciertos descubrimientos?

Vosotros, amigos lectores, comprenderéis mejor que nadie este video didáctico sobre cómo influyen las nuevas tecnologías en el saludable hábito de la lectura. ¡Que lo disfrutéis!