"Una pluma, pesa; el amor por inmenso que sea, no" (Pedro Rivera García)

"Quisiera saber llorar como un niño para sentirme mejor hombre"

martes, 25 de mayo de 2010

Desde las alturas

Desde las alturas, mi corazón se acelera. La soledad me embarga. Mecido por el viento, siento un escalofrío; el miedo se apodera de mí.

Estoy solo y solo me enfrento a la situación.

Murmullos lejanos atraen mi atención. Una música suena, pero no la quiero escuchar. Martillea mis sienes a golpe de sirena y ahora no estoy para esas lindeces.

A lo lejos vislumbro una bandada de pájaros. Dichosos ellos por poder volar. Desplegando sus alas, surcan el cielo libres de toda culpa, libres de toda vergüenza y opresión.

Yo no puedo librarme de esta cárcel de metal. Agarrado a sus barrotes, pienso en la insignificancia del hombre, de un hombre, de mí mismo en una situación así.

En un ímprobo esfuerzo y en un acto de valentía, abro los ojos al abismo y compruebo lo ajeno de mi persona para otras muchas a muchos pies de mis pies.

La vida sigue y allí me encuentro yo. Solo en medio de la nada. Nadie me extraña, nadie se percató de mi ausencia, nadie me busca. Todos ríen, todos expanden su alegría. Todos ajenos a mi delirio.

Desde las alturas, el cielo se hace grande y el hombre un minúsculo punto sobre la faz de la tierra.

Por un breve instante y en un ataque de orgullo, me siento importante. Puedo mirar a la gente por encima de muchos hombros; ser irrespetuoso sin nadie que me recrimine; decir aquello que nunca me atreví a decir; escupir al mundo toda la mierda que volcó sobre mí. Y sin embargo, la sensatez se apodera de mí e inspirando una gran bocanada de aire y a voz en grito, expulso de mis adentros con todas las fuerzas, un sentimiento de rabia contenida en una frase lapidaria:



¡¡¡¿¿¿ALGUIEN ME PUEDE BAJAR DE ESTA MALDITA NORIA???!!!

14 comentarios:

Vicky dijo...

Después de haberte leído querido luismi , me quedo con la sensación de que a veces necesitamos gritar , sacar de nuestro interior esa sensación que nos oprime , rabia o tal vez alegría , pero que hasta que no sale , no nos deja respirar y una vez fuera sentimos ese beneplácito bienestar.Observar la realidad desde las alturas debe ser impresionante...o tal vez me he ído por los cerros de úbeda y he visto una visión totalmente diferente a la que querias proyectar en tu texto.

Un Abrazo grande, Vicky.

luismi dijo...

Mi querida Vicky: no ibas mal encaminada, aunque he querido mostrar un poco la sensación de alguien que un día se quedó suspendido en todo lo alto de una noria de feria por un fallo mecánico. Afortunadamente no fui yo, pero me puse en su lugar y con un cierto tono de humor, he querido mostrarlo.

Un abeso amiga.

Maria Rosa dijo...

Querido amigo, mientras iba leyendo no sabia como imaginarme el final y he pensado en varios, pero ninguno ha coincidido con el verdadero. Un buen relato que me ha transportado inclouso a mi misma a las alturas, deseando gritar la bajada... y al final la noria. No me gustan mucho pero he subido y la impresión es para no volver... Te dejo un beso y muchos recuerdos.
Por cierto, pronto entrenador nuevo? Sera divertida la temporada próxima....

Suso dijo...

Jeje, la verdad es que llegando al final se convierte en un texto de humor...
pero es cierto que contiene una buena reflexión durante toda la primera parte del texto, una lucha interior, un hombre insignificante y olvidado luchando por sobrevivir...
en fin, nos quedamos con las dos versiones...
un fuerte abrazo

luismi dijo...

Querida amiga: yo tampoco soy muy dado a subirme a estos engendros feriales aunque la noria, siempre me ha llamado la atención. Alguna vez lo he pasado mal, pero casi siempre vuelvo. En cuanto al fútbol, la temporada próxima promete. Me ha dolido que a Pellegrini se le despida de esta manera, acaparando todo el protagonismo Mourinho. No estoy muy seguro que sea el entrenador ideal para el Madrid, pero como siempre, el tiempo lo dirá.

Un fuerte abrazo amiga.

Estrella Altair dijo...

Me he quedado un rato en tu blog, por que me has hecho reír..

y eso es algo que me gusta.

Gracias

Un saludo

luismi dijo...

Amigo Suso: has sabido entender perfectamente lo que quería expresar. En una situación así, se encuentran muchos sentimientos encontrados y al final qué mejor que un poquito de humor. Espero que una de estas noches tengamos tiempo para charlar un rato.

Un fuerte abrazo.

luismi dijo...

Hola Estrella: me alegra saber que he provocado en tí una sonrisa. Normalmente y sobre todo en las mujeres, he provocado alguna que otra lágrima con mis entradas, pero el que me conoce, sabe bien que no es mi intención. Mi corazón puede estar triste, pero mi cabeza procura estar alegre. Gracias por visitarme y aquí tienes un rincón que procuro sea acogedor.

Un beso.

Mónica PG dijo...

¿No será el mundo más que una inmensa noria que gira y gira?
Lo malo es que tengo vértigo y rara vez alguien atiende a esa desesperada súplica!

Un besazo, amigo!

luismi dijo...

El mundo sí que es una noria que gira y gira. Lo importante es mirar siempre al frente y que no nos pueda el vértigo. Para las súplicas, siempre habrá un amigo que te tienda una mano.

Un besazo, amiga!

FABIA dijo...

Pues después de llegar al final no me parece tan mal la idea de quedarse atrapado (solo un ratito eh!) en lo alto de una noria y gritar muy fuerte ¡qué alivio!.
Besinos.

luismi dijo...

La verdad, es que no es mal sitio para desahogarse del stress en el que vivimos.

Un besino amiga.

Miguel Vivas dijo...

Descuida, por suerte sabes que yo jamás tendré que pasar por eso... Un abrazo.

luismi dijo...

Es verdad, no me acordaba. ¿Te hacen unos coches de choque?

Un abrazo.