"Una pluma, pesa; el amor por inmenso que sea, no" (Pedro Rivera García)

lunes, 31 de mayo de 2010

Apto para morir

Una de mis aficiones o más bien digamos costumbres, es la de escuchar la radio mientras saboreo el desayuno diario antes de comenzar una nueva jornada de trabajo.

Me gusta informarme de lo que pasa por el mundo, aunque debo reconocer que las noticias que habitualmente escucho, no me animan demasiado.

Hoy, una de las noticias versaba sobre la tradicional Feria de San Isidro en Madrid, y el locutor alborozadamente refería que todos los toros de la ganadería que no viene al caso, habían pasado sin problemas el reconocimiento.

Esto me hizo pensar, porque normalmente cuando a alguien le dicen que ha pasado el reconocimiento, suele ser motivo de alegría. Ejemplos y casos como el de declararte apto para conducir, para realizar una actividad física, para continuar en un proceso selectivo, o aún mejor a las personas que pasan el reconocimiento y control preceptivo tras detectarles una grave enfermedad, siempre es motivo de dicha.

Pero en este caso y salvando las distancias entre la raza humana y el resto del reino animal, el toro no resulta agraciado cuando se le declara apto, sino todo lo contrario.

Se le declara apto para morir. Morir en una plaza rodeado de enemigos. Sin posibilidad de salir con vida en el envite. Engañado, humillado, acorralado, perseguido, herido hasta la muerte con toda clase de artilugios. Y si además embiste y se ha portado todo lo bien que se espera de él, se le premia amputándole las orejas y el rabo y dándole la vuelta al ruedo, teniendo aún un halo de vida en muchos casos.

¿Y todo por qué? ¿Por tradición? Mi opinión es que no. Simple y llanamente, pienso que todo esto no es más que un negocio. Un negocio sangriento y desalmado, en el que uno de los animales más hermosos de la creación, sufre una muerte de lo más deshonrosa que existe, para disfrute de muchos y enriquecimiento de algunos. Y que no me vengan con el cuento de que este animal nació para morir así porque yo no me lo creo.

Desde aquí, me declaro totalmente antitaurino y más aún viendo imágenes de lo ocurrido en Alhaurín de la Torre, o el famoso toro de la Vega en Tordesillas o tantos otros lugares en los que en nombre de la tradición, se venera a la bestia que llevamos dentro.

22 comentarios:

Taty Cascada dijo...

Siempre ha sido para mi incomprensible ese circo de sangre, no entiendo ese gusto por observar la muerte y agonía de un animal. Todo aquello que provoque dolor, sufrimiento a un ser vivo es deplorable. Respeto a España, pero siempre me han parecido intolerable esa barbarie con los animales.
Un abrazo.

luismi dijo...

Totalmente de acuerdo contigo querida Taty. Por cierto, siento que un compatriota tuyo, el Sr. Pellegrini, haya salido del Real Madrid de una forma que no se merecía, porque independientemente de lo que hiciera como entrenador, siempre ha sido un caballero y creo que no se le ha valorado como debiera.

Un beso amiga.

Estrella Altair dijo...

Luismi, me dejas que te dé otra opinión sentida y vital pero diferente..

Soy Castellana, es la zona la mia, de las que mas ganado vacuno de toda España tiene en relación al terreno de que disponemos.

Puedo decirte que llevamos el toro dentro, nos ha acompañado ancestralmente siempre... lo queremos, lo cuidamos, lo amamos, lo comemos...

y sentir el toro en la feria, es algo muy antiguo de antepasados, que efectivamente tiene mucho de negocio.

El toro es algo que o se entiende o no se entiende, pero no comprendo este afán de ir contra la fiesta taurina, el toro no es una especie en extinción, se come después de muerto y se cría con bravura para su reto al torero, ambos se enfrentan...y no veo nada malo..

Otros seres humanos mueren diariamente en África, en China, y nadie dice nada..

El toro que se respete... a mi me gusta... al que no que no vaya a la plaza como siempre.

Pero que no se legisle sobre algo que entra en el terreno de tradiciones muy muy viejas... es el terreno casi de la intimidad de pueblos...y eso no está bien o a mi no me lo parece.

De todas formas la mía no es si no una visión mas entre tantas...

y mientras miraré al toro bravío y admiraré su porte y su temple en la plaza.

Un beso

luismi dijo...

Querida Estrella: te agradezco tu sinceridad y te aseguro que me alegro que debatas conmigo.

Ahora yo quisiera hacerte unas preguntas: ¿Las corridas de toros en Portugal no las consideras un arte sólo porque al toro no se le mata en la plaza? ¿No es una tradición y una fiesta taurina igual? ¿Llamas arte, tradición y fiesta taurina a lo que se hace en Tordesillas con un toro muerto a lanzadas y al que como trofeo para el vencedor le entregan los testículos del animal?

Yo también soy castellano, me gusta el toro y disfruto como el que más en un encierro, o viéndolos en campo abierto. Pero hace años, muchos años que dejé de ir a ver corridas.

Entiendo a los puristas, a los entendidos y a los verdaderos aficionados a los toros. Pero también debéis entender vosotros a los que como yo pensamos que si no fuera por la carnaza que la sangre da a este espectáculo (sangre del toro o del torero) en España, seguramente, perdería todo su interés.

Espero que no te moleste mi comentario. Ideas contrapuestas, hacen esta vida más interesante, ¿no crees).

Un beso

Estrella Altair dijo...

Luismi me empalaga, todo aquel, que siempre me pone un paño caliente, por ejemplo, las foto de hoy en mi blog, son horribles, ja, ja, las hice con movil....

te agradezco tu sinceridad... las de Portugal son la pera limonera de lindas..

pero tienes razón hoy ver a una vaquilla "torturada por niñatos", me molesta,

me gusta el toro cuando lo torea un toreo experto y lo lleva y dirige con arte yremata la faena con el estoque a muerte cuerpo a cuerpo, eso de maltratar y ser sólo pan y toros... no me gusta ahí coincido contigo.

Y te agradezco el debate... a veces una se aburre de que siempre le digan amen jesús..

Un besazo... terero... bueno no que te enfadas... un besazo sin mas

luismi dijo...

Me parece amiga Estrella que tú y yo nos vamos a llevar bien. No me llames torero, pero sí toreador. Lo mismo que soy cocinica, pero no cocinero. Gracias por este debate sincero y amén jesús. Era broma, jeje.

Un besazo, guapa.

Vicky dijo...

A mi no me gustan las corridas de toros , mas que nada porque no soporto verlos sufrir y al mismo tiempo sufro al ver el riesgo que sufre el torero.Dicen que es arte...¿realmente es arte?

No voy a discrepar sobre si es o no es arte,si reconozco que no todos tienen el valor ni la templanza de ponerse delante de un toro y quien lo hace es por lo lleva en la sangre.

Reconozco que para ser artista hay que llevarlo en la sangre , porque el artista nace , no se hace.El mundo taurino mueve muchos intereses , tal vez demasiados , pero ya se sabe quien tiene padrino , tiene hecho el camino...y los toreros nacen para torear , como los toros de pura raza para dar "arte" (supongo que se les debe de llamar así).

Respecto a que son aptos para morir...fijate que los toros que no son de plaza , también son criados para los mataderos de carne , digamos que la finalidad de los dos va a ser la misma , con la diferencia que los toros de plaza han sido criados con privilegios.

Por consiguiente , aunque no me gusten las corridas de toros,respeto esa tradición que es tan española , con la salvedad , de que se les respete como animal y tengan una muerte digna y sin mucho sufrimiento.

Un beso , Vicky.

Mónica PG dijo...

Luismi!! Nuevamente vuelvo a estar de acuerdo contigo. Plenamente y convencida antitaurina, me parece una atrocidad que un hecho tan desagradable y cruel se considere tradición y pueda llegar incluso a identificar a un país. Antitaurina y, por supuesto, en contra de cualquier tipo de maltrato animal, jamás podré comprender ni justificar tales asesinatos. Ni éste ni ninguna de las "tradiciones" que sólo encuentran ¿sentido? en dañar a un animal. Nosotros también somos animales, sólo que en situaciones como éstas demostramos mayor agresividad y salvajada que ellos.
Cuando un torero o cualquier otro maltratador mira fijamente a los ojos del animal, conocedor de la crueldad que va a cometer....¿en qué piensa? ¿no se le parte el alma? Ay! yo no lo entiendo! Por suerte, no todos somos iguales.
Luismi, será que Ron y Eko, y los que fueron y serán, nos hacen ver la vida de otro modo.

un besazo, amigo!

luismi dijo...

Creo Vicky que quizás sí se pueda considerar un arte cuando tantos pintores y escritores trataron el tema. Pero arte, pueden ser aquellas corridas en las que hasta el ganadero ha salido a hombros. Pero son tan pocas en la historia... Comparto tu opinión de que siempre debe prevalecer el respeto por los animales y que tengan una muerte digna.

Un besazo, amiga.

Luismi dijo...

Ya me está jugando malas pasadas la publicación de comentarios. No sé si más tarde aparecerá el que te he hecho Vicky. Por si no apareciera, te decía que lo mismo es arte cuando tantos pintores y escritores trataron el tema. Quizás las corridas en las que hasta el ganadero sale a hombros, pueda considerarse arte; pero han sido tan pocas en la historia...
Siempre debemos respetar a un animal y comparto contigo que deben tener una muerte digna.

Un besazo.

Luismi dijo...

Hola Mónica: compartiendo como compartimos el amor por los animales, creo que lo que te diga, ya lo sabes. Y ahora me surge otra pregunta que puede crear controversia...¿Es la caza un deporte? Yo diría que no. ¿Qué opinas?

Un besazo y hasta mañana.

Mónica PG dijo...

Luismi, tú y yo podríamos hablar horas y horas sobre esto (y sobre tantos otros temas...).
Cazar para comer lo entiendo, eso sí, si de mí dependiera lanzar el disparo, creo que me moriría de hambre. Ahora bien, lo de cazar por diversión, ¿deporte? (el que hace deporte es el pobre animal que huye despavorido) o las monterías y demás actividades que buscan matar por matar y colgar la cabeza más grande con las mejores astas encima de la chimenea, me resulta de lo más desagradable e incomprensible.
He de reconocer que cuando era pequeña, alguna que otra vez lancé la caña al río para pescar. Pero a los 8 años, con la llegada de Kimba, mi vida cambió y me dí cuenta de que mi corazón me impedía hacer según qué cosas.

Has tocado un tema clave, amigo! :)

Sombragris dijo...

Soy de una tierra de Toros y Toreros (incluso hay una zona en Cádiz denominada Ruta de los Toros)...de crio me emocionaba con el Cordobes,PAco CAmino,Diego PUerta etc....de mayor me enamoré del toro y dejé de ver los toros...entiendo el arte...me gusta...pero no me gustan ni el sufrimiento animal,ni humano...se que es un contrasentido pero ese soy yo....en cuanto a las fotos de mi amiga Estrella....Altair...a pesar de hacerlas con el movil eran magníficas...no po su técnica sino por su esencia...esencia de primavera y cantos a la tierra...no menosprecies ni tu valor ni los ojos que lo miran.Un abrazo Luismi

luismi dijo...

Amiga Mónica o también alma gemela. Pensamos exactamente lo mismo. Lástima que haya tan pocas esperanzas de que la cosa cambie. Tú no cambies nunca.

Un besazo

luismi dijo...

Amigo Alfonso: nadie mejor que tú siendo de la tierra que eres, para tratar este tema. Estoy de acuerdo totalmente contigo. No creo que sea un contrasentido el que no nos guste el sufrimiento animal y humano. Al fin y al cabo sólo nos diferencia el raciocinio, y muchas veces, ni eso. En cuanto a las fotos de Estrella, no importa como se hicieron, sino el por qué y en eso, efectivamente, se salió.

Un fuerte abrazo.

Suso dijo...

Ya lo dijo todo mi hermano Alfonso, no al sufrimiento gratuito, sea de quien sea... se pueden buscar otras alternativas para el arte, la fiesta, la tradición... sin sufrimiento extremo ni muerte. Un fuerte abrazo.

Miguel Vivas dijo...

Acertadísimo post sin duda Luismi. Navegamos por enésima vez en el mismo barco amigo, yo por regla general, no hay día en que por uno u otro motivo no quiera irme de éste país de borregos. A menudo, del planeta... Un abrazo.

luismi dijo...

Amigo Suso: en España y en muchas otras partes del mundo, parece que sin sangre, no hay emoción y sin emoción, el arte no interesa. Difícil veo que esto cambie. No perdamos la esperanza. Aprovechando la ocasión quería felicitarte y felicitarnos todos porque por fin nuestro Pedro de la Rosa, acabó una carrera. Brindo por ello.

Un fuerte abrazo.

Querido Miguel: si encuentras un país donde irnos, avísame porque ese pensamiento en los últimos años, ya lo he tenido yo también. Había pensado en un país nórdico donde la educación se tiene por bandera, y no hace mucho también vi una matanza y verdadera carnicería en las costas de Dinamarca. Se nos queda el planeta pequeño. No me extraña que si existe vida inteligente fuera de aquí, no quieran ni acercarse.

Un abrazo.

Mónica PG dijo...

Luismi, este post está creando expectación!!jeje. Y no me extraña. Además de una más que acertada opinión, me has otorgado el privilegio de conocer otro punto más en común entre nuestros amigos blogueros. :)

Montoncitos de besos para todos!

luismi dijo...

Es curioso que el grupo que más o menos nos vamos leyendo, coincidamos en tantas cosas. ¿Por qué será? Me alegro que este sea un punto más en común.

Un besazo amiga.

Maria Rosa dijo...

Querido amigo, por motivos de trabajo, hacia dias que no visitaba tu espacio, por ello te pido disculpas, ahora mismo intentaré ver tus ultimos trabajos.
Me he leido con detenimiento tu escrito y debo decirte que comparto plenamente y al 100% tu opinión. Hace tiempo que pienso así, aunque a muchos les parezca improcedente que no "amemos la fiesta nacional"... una fiesta que conlleva sangre no es unha fiesta.
Los que amamos a los animales - entre las que me incluyo- no podemos permitir la muerte sangrienta de los toros.
Gracias amigo por tu exposición y me alegro de nuestra coincidencia. Creo que lo que dices en tu ultimo comentario es muy curioso en cuanto a las coincidencias....
Te mando un abrazo.

luismi dijo...

Querida amiga: no tengo nada en absoluto que perdonarte. Sé perfectamente que siempre estás ahí, al igual que yo procuro hacer también lo mismo con mis amigos, pero la vida no nos da muchas veces demasiada tregua para dedicar más tiempo a otras cosas.
Me alegra y a la vez intuía que tú también eras una gran defensora de los animales. Brindo por ello y sigo pensando que es muy bueno que tanta gente en este punto, pensemos igual. Ojalá esto pueda extenderse aún mucho más.

Un fuerte abrazo.