"Una pluma, pesa; el amor por inmenso que sea, no" (Pedro Rivera García)

"Quisiera saber llorar como un niño para sentirme mejor hombre"

viernes, 9 de abril de 2010

Sentado a reflexionar

Andaba yo reflexionando en mi hogar, cuando me fijé en tí. Papel de suave tacto y quebradizo. Congénere de tantos otros que sirvieron de espejo al alma de poetas, novelistas, estudiantes, oficinistas o amos y amas de casa.

Primo hermano de otros que vistieron paredes, que volaron cielos en forma de avioncitos, o surcaron pequeños mares cual galante barco a la deriva.

Tu destino no fue ese. No tuviste tanta suerte.

Casi nadie se entretiene en pintarte corazones, ni direcciones de encuentros futuros, ni dibujos de infancia feliz.

No; en tí volcamos nuestras inmundicias, nuestros malos vientos, nuestra sucia angustia.

Hoy yo me acordé de tí y seguro que algún otro, cuando se siente a "reflexionar", se fijará en tí , sonreirá y se acordará de quien te escribe.


5 comentarios:

Mónica PG dijo...

Genial, Luismi, ya se merecía que alguien le hiciera un homenaje!
Aunque carezca del glamour de sus semejantes, a pocos de ellos echamos tan de menos cuando faltan.....

Besos de celulosa!

luismi dijo...

Como siempre, gracias Mónica. Me alegro que te gustara. Feliz fin de semana.

Besos

Luismi dijo...

No sé qué pasa con los comentarios, pero algunos no se publican en el acto. Sea como sea y aunque se dupliquen, muchas gracias como siempre Mónica. Siempre le das tu toque especial.

Muchos besos y buen fin de semana

Taty Cascada dijo...

El papel...Me quedé pensando que los tiempos modernos nos han acercado a un frío teclado, donde nuestros dedos por instinto se deslizan por las letras que memorizamos...Pero, por suerte y por fortuna, la inspiración no tiene tiempos ni reglamentos, entonces renace a horas extrañas, y allí está la hoja de papel salvadora, que a las tres de la madrugada desafía el frío, la oscuridad, para entregarse quietita a nuestros impulsos de escritura...
Me gustó tu pequeño homenaje a esa hoja de papel.
Un abrazo.

luismi dijo...

Querida Taty: exactamente, no me refería a esa hoja de papel, pero leyéndote, la próxima vez que escriba en un folio, me acordaré de tí por la dulzura de tu descripción. Muchas gracias y un fuerte abrazo.