"Una pluma, pesa; el amor por inmenso que sea, no" (Pedro Rivera García)

"Quisiera saber llorar como un niño para sentirme mejor hombre"

viernes, 2 de abril de 2010

Ayer te vi llorar

Bajo un faldón asomaste con sudor y lágrimas cegando tus ojos. Una extraña mueca de dolor llevó tu mano a la nuca que en carne viva tenías.

Ni un gesto, ni un reproche, ni un mal guiño.

Miradas ajenas, escrutan tus actos. No todos comprenden tu lloro a borbotones.
Lloras como un niño y lloras como sólo un hombre sabe llorar.

Por fin un amigo, por fin un compañero, por fin un familiar.

El abrazo se hace largo,
el abrazo se hace grande,
el abrazo se hace fuerte.

Ambos lloran; no necesitan mirarse, no necesitan hablar.

Alguien pregunta, ¿mereció la pena?

Y entre sollozos sentenciaste:
"Yo he llevado a la Madre del cielo"

Yo fui testigo de todo y por una vez, quise ser tú, aunque ayer te vi llorar.

(Dedicado a los costaleros de la Hermandad del Gran Poder y Macarena de Madrid)

2 comentarios:

Mónica PG dijo...

Luismi, qué bien has conseguido describir los sentimientos y las emociones que se palpan en estas fechas, sobre todo en aquellos que la viven con tanto fervor.

Por cierto, me alegro de que a pesar de haberte escapado unos días, no dejes de pasarte por aquí para que tus fieles seguidores sigamos disfrutando con tus palabras.

Besitos!

luismi dijo...

Muchas gracias Mónica. La verdad es que pensé que los pensamientos en caliente, saben mejor y no quise dejar pasar la oportunidad.

Desde tierras manchegas, un besazo.