"Una pluma, pesa; el amor por inmenso que sea, no" (Pedro Rivera García)

"Quisiera saber llorar como un niño para sentirme mejor hombre"

lunes, 1 de febrero de 2010

Fantasias

Todavía no ha sido publicado, y ya empieza a ser polémico. Me refiero a un informe de casi 200 páginas encargado por el Ministerio de Sanidad, y con el título de "Estrategia Nacional de Salud Sexual y Reproductiva". Para hablar de este tema, igual que con otros, busco información en Internet, y mi sorpresa es grande, cuando la primera web que me aparece en el buscador y que habla sobre el tema, es la del Ministerio de Salud del Perú, sobre una estrategia de título igual, pero creada por resolución ministerial en el mes de julio de 2004. Podéis ver el enlace

Esta resolución, fue creada en base, entre otras, y cito textualmente a que "hombres y mujeres, presentan diferencias en salud, producto de la desigualdad, exclusión o discriminación. Las mujeres tienen una mayor necesidad de servicios de salud, derivada de su función reproductiva y sus características biológicas. Las causas de enfermedad y muerte prematura en las mujeres, son evitables en su mayoría y puede hacerse abordando la injusticia y la inequidad".
Quiero pensar, que en el Ministerio de Sanidad español, no se hayan basado en lo mismo para realizar este informe, aunque viendo que para su presentación acuden las titulares de los Ministerios de Sanidad (Dña. Trinidad) y de Igual-da (Dña. Bibiana), mucho me temo que sí. ¿Somos tan desiguales en España hoy como en el Perú de 2004? Espero que no.

Se nos quiere recalcar que este informe, tiene como pretensión, conseguir "Una salud sexual placentera para el bienestar social " , ayudándose para ello del empleo del espacio cibernético, que en materia reproductiva y sexual, puede llegar a ser más placentero y seguro que los métodos tradicionales. Se nos informa que el sexo cibernético, puede ser eficaz para controlar "embarazos no deseados" y "enfermedades de transmisión sexual". Asímismo, puede resultar de ayuda para el comportamiento de las personas tímidas, que en la vida real no se atreven sexualmente a realizar lo que sí podrian delante de una pantalla de ordenador y a los que sin ser tan tímidos, desearían realizar fantasías sexuales que en solitario o en pareja, no pudieran llevar a cabo.


Y ahora me pregunto yo. ¿Tantos años manejando ordenadores, visitando webs, emiliándome con familiares y amigos sin saber que en mis manos tenía una poderosa arma de relajación, éxtasis, placer, lujuria, y summum extrasensorial, y todo ello disponible a todas horas, y sin miedo a embarazos no deseados y sin peligro de enfermedades sexuales? ¿Cómo he sido tan ciego para no verlo? ¿Cómo no me di cuenta antes de esa suavidad del ratón con su ruedecilla de tacto parecido al pezón femenino? ¿Y ese teclado de formas ergonómicas con esas teclas que parece que te susurran "tócame"? Y en mis devaneos amorosos y alcanzado el éxito en mi empeño y conquista, ¿Cómo no aprecié antes el climax que ahora alcanzo cada vez que introduzco mi pen-drive en uno de esos maravillosos puertos usb?. Ahora comprendo que mi mujer algunas veces me recrimine que paso tantas horas delante de mi bella máquina. ¿Quién puede resistirse?

Sras. Ministras. Disculpen que no aprecie demasiado el trabajo, esfuerzo, coste y empeño que habrán puesto Vds. para llevar esto a cabo, pero es que en las circunstancias actuales, mis fantasías, no sé si sexuales o no, van por otros caminos y me da lo mismo la ideología de los políticos que lleven las riendas de este bendito país. Les voy a resumir mis fantasías actuales:
  • Una clase política sin corrupción
  • Pleno empleo
  • Salarios dignos para todos
  • Un país sin tanta desigualdad social
  • Unas jubilaciones dignas y un respeto hacia nuestros mayores que tuvieron que cotizar más de 25 años para tener una pensión infame como la que tienen, mientras Vds. con sólo 8 años "trabajando", tienen derecho a la máxima pensión posible.
  • Y por último, unos políticos (de todas las ideologías) que trabajen más, sin tantos privilegios, sin sueldos millonarios y ganándose el pan como el resto de los mortales. Que sirvan a la sociedad y no se aprovechen de ella y que no pierdan el tiempo y el dinero en ocurrencias mediáticas, mientras en este país vamos camino de los cinco millones de parados.

El día que se vean cumplidas mis fantasías, puedo asegurarles que un servidor se ...rrerá de gusto.

0 comentarios: