"Una pluma, pesa; el amor por inmenso que sea, no" (Pedro Rivera García)

martes, 19 de enero de 2010

¿Apostamos?

"El mundo no está en peligro por las malas personas, sino por aquellas que permiten la maldad" (Albert Einstein) .


Ali Agca, el turco qu el 13 de mayo de 1981 intentó asesinar al Papa Juan Pablo II, ha sido puesto en libertad, tras cumplir 28 años de cárcel de su condena a "cadena perpetua". Este personaje, está considerado una vergüenza nacional en su país, no sólo por este hecho, sino también por haber asesinado en 1979 al periodista Abdi Ipecki.

Ahora, tras salir de la cárcel, se está comprobando su estado de salud para verificar si es apto para a sus 52 años poder cumplir el servicio militar. Claro está, que este presunto converso al catolicismo, declara ahora que su religión y filosofía, le impiden empuñar un arma. Por el contrario, no le impiden cobrar muchos miles de dólares que varios medios de comunicación social estadounidense parece que ya tienen contratados con él, para contar "su verdad". Se le ofrece además, publicar un libro, e incluso llevar su azarosa vida a la gran pantalla.

Estoy seguro que este tipo va a conseguir más dinero y popularidad con sus fechorías, del que jamás soñó si hubiera sido una persona de las que pasamos por la vida sin hacer ruido.

Habiendo como hay países pasando calamidades, familias enteras en paro, investigadores con falta de medios económicos e infraestructuras para encontrar remedios que curen las grandes enfermedades que azotan nuestras vidas, ¿ahora van los americanos y enriquecen con su dinero a este tipo en agradecimiento a sus grandes logros?

Pero cuidado, no os exaltéis los que os consideráis anti-yankis, porque aquí en este bendito país, hacemos exactamente lo mismo. ¿ O no es verdad que damos publicidad muy bien pagada a toda clase de ladrones, estafadores, faranduleros de pacotilla, chotacabras, prostitutas de lujo enfundadas en un halo v.i.p. y demás chusma que pueblan nuestras televisiones y emisoras de radio? ¿ O no es verdad también que a terroristas, asesinos, violadores, maltratadores, menores-mayores para matar y toda clase de engendros humanos, con el consabido derecho a una reinserción social digna, se les han llegado a facilitar unos estudios superiores gratuitos y falsos, o un puesto de trabajo en alguna concejalía o se les han otorgado beneficios penitenciarios, para protegerlos de los llamados presos comunes?.
Pero claro. Estamos hablando de España. Ese país en el que desgraciadamente, la justicia parece que defiende más y mejor al delincuente (también llamado incomprendido social), que al padre, madre, o hijo honrado que alguna vez, tuvieron la desgracia de cruzarse en su camino.

¿ Ali Agca ? Es uno más de estos seres por los que mucha gente perderá minutos de sus vidas viendo y escuchando lo que dice en estos infames programas americanos "por un puñado de dólares".

Ojalá nos pusiéramos de acuerdo todo el mundo para no ver este tipo de programas en los que aparezca gentuza de esta calaña. Pero seguro que si aparece en una de las cadenas nacionales, será un éxito de audiencia. ¿Apostamos?

0 comentarios: